æscaron;ltima

CincoDías celebra en su 29 aniversario la nueva Europa

El periódico regala este sábado un especial de 116 páginas sobre las oportunidades de la UE ampliada

CincoDías celebra en su 29 aniversario la nueva Europa
CincoDías celebra en su 29 aniversario la nueva Europa

Nada mejor para contar cómo es la nueva Europa que hacerlo a través de las vivencias personales de quienes vivieron la experiencia de entrar en los nuevos mercados comunitarios. Veintiséis empresarios y directivos españoles relatan de primera mano los retos y oportunidades que tuvieron que afrontar en los distintos países europeos donde se instalaron. Como el caso de Pronovias en Alemania, donde la compañía tuvo que cumplir los plazos de entrega a rajatabla para evitar retrasos ante el exigente público germano, o el de Inditex en Reino Unido, que convenció al elitista mercado británico de que vestirse de Zara (o Shara, como pronuncian los británicos) era lo último en tendencias de moda.

Historias como las de Repsol en Dinamarca, Barceló en Bulgaria, Campofrío en Rumanía o Telefónica en la República Checa son muestras de lo que los lectores podrán encontrarse el próximo sábado, 31 de marzo, en la edición especial La nueva Europa. Retos y oportunidades. Cinco Días distribuirá gratuitamente este suplemento con el periódico para celebrar su 29 aniversario, a la vez que se conmemoran los 50 años de la firma del Tratado de Roma, germen de la actual UE.

En el especial, de 116 páginas, también tienen su protagonismo las peculiaridades de España, contadas por los empresarios y directivos que llegaron al mercado español hace años y que decidieron quedarse.

La portuguesa Sonae, la británica The Body Shop o la sueca Ikea explicarán cómo vieron a los españoles a su llegada, cómo les sorprendió el interés con que la mujer acogió los productos de cosmética o cómo las familias cada vez mostraban más preocupación por el mobiliario que tenían en sus casas.

Los lectores también podrán disfrutar de entrevistas con algunos de los principales mandatarios de la nueva Europa, como Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos, o Danuta Hübner, comisaria de Política Regional, y de clarificadores artículos de opinión, como los del presidente de la CEOE, José María Cuevas, o Jürgen Peter, presidente del influyente sindicato alemán IG Metall. Estos expertos contribuirán a formar una idea del momento que vive el proceso de construcción europea. Además de la ansiada y estancada Constitución, otro de los grandes retos que afronta Europa es el mercado laboral, compuesto por 240 millones de trabajadores. Las deslocalizaciones, que están afectando a muchos de los países más ricos de la UE en pro de los menos desarrollados, o la conciliación de la vida laboral con la familiar, son algunos de los asuntos que más preocupan a los nuevos europeos.

El mercado financiero, como garante de la estabilidad económica, conforma otro de los bloques de la publicación. El suplemento especial analiza el gran salto de los dos mayores bancos españoles, Santander y BBVA, tras invertir en los últimos 10 años 51.850 millones de euros en compras por todo el mundo. Además se trata en profundidad el papel que desarrollan los guardianes monetarios para evitar los vaivenes económicos y la situación actual de las Bolsas de todo el mundo.

Evitar las nefastas consecuencias de un cambio climático supone otra de las iniciativas más respaldadas en la UE. Los europeos se han comprometido a que las energías renovables constituyan el 20% de la factura energética en 2020. Y todo sin perjudicar el avance tecnológico. La brecha digital que todavía mantiene Europa con Estados Unidos, empieza a reducirse. La inversión del Viejo Continente alcanzó 448.000 millones de euros frente a los 562.000 de Estados Unidos. También se repasan en las páginas de la publicación los perfiles biográficos de los políticos que rigen los destinos de cerca de 500 millones de europeos.

Y como colofón, nuestra lengua, nuestras ciudades y los protagonistas de la nueva UE. El español, impulsado por el Instituto de Cervantes, se erige como uno de los idiomas de moda en la nueva Europa, mientras Barcelona, París, Londres o Berlín vuelven a mirar a sus entornos naturales para crear la metrópoli del siglo XXI.