Metal

La SEPI abandona su papel de mediador entre sindicatos y Babcock

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha dado por concluido su papel mediador entre los representantes sindicales y los propietarios de Babcock Power España. Según un comunicado enviado a última hora de la tarde de ayer por el holding público, 'después de las numerosas reuniones celebradas y de los intentos reiterados de encontrar una vía de acuerdo entre los sindicatos y la empresa para la adaptación del actual plan industrial, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) da por terminadas sus posibilidades de mediación entre los propietarios de Babcock Power España y los representantes de los trabajadores'.

El pasado 16 de marzo, el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, lanzó un ultimátum a los sindicatos y a los directivos de Babcock Power España, propiedad del grupo austriaco A-Tec, en su papel de mediador. Martínez Robles advirtió entonces que sería condición indispensable para prorrogar las garantías socio-laborales de la plantilla -cuya vigencia expiró el 30 de enero pasado- alcanzar un principio de acuerdo sobre el plan industrial 2007-2008 en las próximas dos semanas, que calificó de 'cruciales'. Recordó además 'de forma seria y contundente' que su tutela sobre la antigua empresa pública ya había terminado.

Ante la falta de acuerdo, el pasado domingo, la dirección de Babcock Power España propuso dejar sin efecto el ajuste laboral de 80 personas anunciado previamente y mantener el número de trabajadores mediante un programa de formación, reorganización y recolocación.

Sin embargo, esta propuesta de la compañía tampoco logró el acuerdo de ambas partes, lo que propició el desmarque de ayer de la SEPI.