Autonomías

Bruselas critica la desidia administrativa para frenar el urbanismo en Valencia

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo emitió ayer un informe crítico sobre la fuerte presión urbanística en España, en especial en el litoral valenciano.

El informe, basado en los informes de los europarlamentarios que visitaron desde el 27 de febrero al 3 de marzo algunos municipios de Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid, señala que las autoridades locales, regionales y nacionales no ponen freno a los abusos del desarrollo urbanístico en España. Estos, según la Comisión, se han extendido por numerosas localidades a través de planes que incrementan la población de núcleos urbanos hasta límites insostenibles y en los que los principales perjudicados son sus habitantes y los compradores de las nuevas construcciones.

La peor parte del estudio se lo lleva la Comunidad Valenciana, donde la delegación constató la actitud 'más arrogante' de sus autoridades y obtuvo 'las menores explicaciones' sobre 'proyectos urbanísticos que han conducido a la destrucción de muchas áreas costeras muy bellas y frágiles'.

En términos generales, el informe constata que 'la Comisión continúa profundamente preocupada por la negación continua y persistente de los legítimos derechos de muchos ciudadanos a sus tierras y casas'.