CincoSentidos

Empresas donde el lunes no existe

Sólo seis compañías nacionales están entre las mejores para trabajar en España, según un estudio

El síndrome de los lunes, ese agotamiento repentino que se apodera de las plantillas el primer día de la semana laboral, no existe entre las filas de los empleados de Bankinter. Tampoco se ceba en la plantilla de Automóviles Utilitarios (Ausa); ni causa bajas entre los empleados de Infojobs, Grupo Intercom, MRW y Muebles Expomobi. Todas ellas son empresas con una característica común: son las únicas compañías de capital español que figuran entre los mejores lugares para trabajar en España, según el Instituto Great Place to Work.

El informe que ha realizado este organismo, en el que han participado 200 empresas con un total de 130.000 empleados, concluye que las compañías Microsoft, la farmacéutica Lilly, Danone, Procter & Gamble y American Express son las mejores empresas para trabajar en España de un total de 30 organizaciones.

Según el estudio, todas estas empresas comparten cinco rasgos distintivos. 'Son compañías donde las personas confían en sus jefes, sienten que reciben un trato justo, son tratadas con respeto, están orgullosas de lo que hacen y existe camaradería hacia sus compañeros', explican los autores del ranking.

También tienen en común una serie de rasgos adicionales que resultan poco habituales en el resto de las compañías. Es el caso de su índice de absentismo, que es del 3,13% frente al 15% a 25% de la media nacional. O de su índice de rotación voluntaria, que se mantiene en un 8,31% cuando en algunos sectores puede llegar a alcanzar de media el 75%. O de su porcentaje de mujeres con puestos de mando intermedio y directivo, que se sitúa en el 38% y se alinea así con los objetivos del Gobierno.

Los resultados del informe de Great Place to Work revelan que en 2007 se ha producido un incremento en la credibilidad en las empresas españolas (ocho de cada diez entrevistados confían en sus jefes, mientras que en años anteriores eran siete de cada diez) y que el respeto es el aspecto que más ha mejorado en las compañías desde 2003. El orgullo sigue siendo el punto más fuerte: un 76% de los entrevistados afirman sentirse orgullosos de lo que hacen.