Turismo

Canarias y las procesiones tiran de las reservas en Semana Santa

La contratación de las reservas para Semana Santa es muy lenta. Las estaciones de esquí, pese a la última nevada, están vendiendo un 40% menos que hace un año, y en destinos como Levante las reservas son un 2% inferiores. Sólo Canarias y las ciudades de interior que celebran procesiones están salvando la demanda.

A dos semanas de las vacaciones de Semana Santa, el sector que más sufre es el de la nieve', dice Juan Molas, presidente de la Confederación de Hoteles y Apartamentos Turísticos (Cehat). Pese a la nevada de la semana pasada, el nivel de contratación de los hoteles situados en las estaciones de esquí se encuentra un 40% por debajo al del año pasado. 'Ha nevado pero no se conoce si esta nieve durará hasta entonces y llenará las 80.000 camas que componen este sector. Conviene esperar al último minuto para ver cómo reacciona el público', señala Molas.

Y es que el ritmo de reservas este año está siendo muy lento en general. En los destinos de la costa, las reservas están por debajo del 2%, respecto a la misma temporada del año pasado.

'De momento, la gente no se anima a viajar porque está pendiente de la meteorología, así que habrá que esperar al último momento para saber qué decisión tomará', comenta Molas. No obstante, el sector confía en que todo se llene y sea una buena temporada.

El destino con mejor comportamiento es Canarias. El nivel de ocupación allí es ya muy alto y las reservas están siendo muy rápidas, lo mismo que en las ciudades del interior donde se celebra la Semana Santa con procesiones. En estos destinos, el alojamiento ya está prácticamente al 100%.

Los hoteles del Mediterráneo tampoco están teniendo la demanda esperada. 'Allí el turismo residencial es muy alto y cada vez se hace difícil acceder a través de avión porque las plazas ya están cogidas por los residentes de estas viviendas, con lo que los hoteles tienen menos ocupación. La mayor parte de los turistas que contratan con los hoteles son españoles porque muchos extranjeros no celebran su periodo vacacional en estas mismas fechas.

Este año, sin ofertas ni descuentos

La ocupación registrada el pasado año en Semana Santa fue del 76%, según Juan Molas. Para este año, todavía no se sabe cuál será ese porcentaje pero todo hace presagiar que en el último minuto se alcancen los mismos niveles de demanda. Según la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceavyt), 'todavía es pronto para hacer cálculos pero lo más probable es que las reservas vayan en aumento y la semana sea buena'. Sin embargo, consideran que la compra de viajes se ve afectada por algunas circunstancias. Entre ellas, la escasez de ofertas y grandes descuentos de los mayoristas, que venían siendo ya tónica de las últimas temporadas. Por un lado, hay menos competencia de precios porque se han fusionado en dos grandes grupos (TUI Travel y Thomas Cook) y, por el otro, porque ven que si mantienen precios, elevan resultados en sus cuentas de explotación.

También los hoteles dicen que en algunas zonas costeras del Sur los precios se han elevado con respecto a otros años, y ya no se recurre a las ofertas de última hora, salvo casos excepcionales. Los destinos más solicitados por los españoles en estas fechas siguen siendo los nacionales, aunque cada vez se atreven con lugares más lejanos como China o Vietnam. Según fuentes de la agencia de internet Lastminute, las reservas por este canal son un 12% superiores a las del año pasado. En media distancia, los productos estrella son Estocolmo, Budapest, Viena o Berlín, según esta misma agencia. También son muy frecuentes las peticiones hacia Marraquech o Túnez.

El gasto medio por persona sin alojamiento es de 199 euros, mientras que si se incluye hotel, el desembolso medio alcanza los 351 euros. En cuanto a la estancia media que pasa cada turista en el hotel está en cuatro y cinco noches.