Banca

Bankinter ve en la independencia una oportunidad frente a sus rivales

Considera que 'no está a salvo' de ser comprado, pero la prima que habría que pagar sería muy elevada

Pese a la oleada de fusiones bancarias que vaticinan los analistas, Bankinter mantiene su proyecto de seguir independiente. Desde su creación, hace 41 años, este banco mediano ha descartado realizar compras fuera o dentro de España. Incluso sus principales accionistas han rechazado en varias ocasiones ofertas de otros grupos financieros tanto nacionales como extranjeros para adquirir el banco. Y su estrategia es seguir así.

'El actual modelo de Bankinter es sostenible en el futuro', asegura su consejero delegado, Jaime Echegoyen, en declaraciones a un grupo de periodistas. Pese a ello, cree que las fusiones y operaciones corporativas en la banca europea serán cada vez más crecientes, entre otras cosas, 'porque la regulación es ya muy similar en casi todos los países', insiste Echegoyen. Además, mantiene que existe una gran liquidez en el mercado para realizar compras.

El ejecutivo, que el próximo 14 de mayo cumplirá cinco años como consejero delegado de Bankinter, cree que serán, de cualquier forma, los bancos estadounidenses los más interesados en adquirir entidades europeas. 'Es un momento en el que los grupos financieros de EE UU pueden querer salir fuera. Tienen mucha liquidez'.

BANKINTER 6,37 -0,59%

Bankinter quiere mantenerse al margen de estos previsibles avatares corporativos y sacar ventaja. 'Para nosotros es una oportunidad que otros se fusionen, y queden pocos bancos porque nos convertiremos en algo único, como la trufa blanca. A los clientes no les gusta las fusiones. Ellos suelen trabajar con más de un banco y si se fusionan tienen que elegir otro', argumenta el consejero delegado. Además asegura que disminuye la competencia.

Son pocas las entidades que pueden presumir de estar parapetadas contra operaciones de compra. 'Bankinter no está a salvo de los grandes depredadores. Pero somos especiales y, por tanto, la prima que habría que desembolsar por la compra del banco también sería especial (por alta), y el grupo que pueda adquirirlo tiene que saber que hacer con Bankinter porque nadie está para tirar el dinero', explica Echegoyen.

El ejecutivo no cree que los miembros del consejo de administración de la entidad, y sobre todo sus dos principales accionistas -Jaime Botín y el empresario Ramchand Bhavnani, que controlan el 16,309% y el 13,626% del capital de Bankinter, respectivamente- estén interesados en vender sus títulos, aunque han sido tentados, sobre todo el empresario indio, por varios grupos para su compra. 'Son accionistas estables. Pero a nosotros no nos van a comunicar sus planes. Bhavnani ha dicho en repetidas ocasiones que Bankinter está bien gestionado. Y ha añadido que no está dispuesto a deshacer su posición. Le tenemos que creer'.

Aunque prefiere mantenerse independiente, Bankinter no descarta crear alianzas para negocios determinados con otras entidades extranjeras, incluso para operar fuera de España. Recuerda su alianza con Royal Bank of Scotland en seguros, con quien comparte al 50% Línea Directa. 'Sin embargo, no hemos encontrado el negocio ni nuestro espacio fuera. Y eso que hemos sido tentados, pero no nos hemos asociado porque dejábamos de concentrarnos en nuestra actividad aquí', afirma Echegoyen.

Bankinter es un claro defensor de la rotación de la plantilla. Cada cuatro años sus empleados cambian de funciones. Sólo algunos directivos muy especializados y la cúpula se mantienen en sus puestos. 'La rotación interna como externa con salida y entrada de empleados da vida. El 30% de la plantilla de Bankinter sólo lleva dos años en el banco. La apertura de 130 oficinas especializas en pymes en este tiempo explica en gran parte este crecimiento. Pero también el hecho de que Bankinter es como una universidad. Es un sitio pequeño donde todo el mundo hace de todo, por eso otras entidades buscan aquí para fichar a su personal'.

Apuesta por ganchos sencillos para atraer clientes

Jaime Echegoyen, de 49 años, entró en Bankinter como becario en 1978. Más tarde pasó por Bank of America, fundador junto a Santander, de Bankinter hace 41 años. Dejó el banco estadounidense en 1988 para volver a sus orígenes. Su dilatada experiencia bancaria le consolida como un experto en el sector. Y como tal defiende que el mejor gancho para captar clientes es el precio. La semana pasada Bankinter lanzó un depósito mensual al 10%, la oferta más elevada del mercado. 'Tener una excelente calidad de servicios y lanzar productos con un gancho sencillo para captar clientes son el idioma que entiende la gente. Los ganchos complicados no funcionan, sobre todo en internet -canal en el que ya se realizan el 54% de nuestras transacciones-, donde los mensajes deben ser claros y directos', asegura.

Una vez que ha atraído al cliente Bankinter busca rentabilizarlo con productos más sofisticados. Los clientes de Bankinter tienen 6,4 productos contratados con el banco, una de las medias más altas del mercado.

El banquero asegura que los resultados del primer trimestre 'van mejor de lo previsto. Tendremos crecimientos de dos dígitos este año'. Con la rebaja del impuesto de sociedades el banco puede llegar a cerrar el año con un aumento del beneficio en torno al 20%, vaticina Echegoyen. No cree que sea rentable abrir las oficinas de Bankinter en horarios comerciales, ni vender otras cosas que no sean productos financieros. Recuerda que ya algunos bancos estadounidenses, e incluso europeos, pusieron en práctica estas ideas hace tiempo, 'pero no tuvieron mucho éxito'. Sí le gusta el modelo de Caja Navarra, con oficinas y horarios que compaginan el negocio financiero con el ocio.

Echegoyen descarta que Juan Arena deje el cargo de presidente para ser nombrado él.