Empresa flexible

Reincorporación suave tras una larga excedencia

Cuando el trabajador se enfrenta a una situación en la que necesita tiempo para dedicarse a asuntos personales, las empresas más flexibles ofrecen diferentes modalidades de permisos y facilitan la vuelta al trabajo

La llegada de un nuevo miembro a la familia, la oportunidad de ampliar la formación profesional acudiendo a un curso de varios meses o circunstancias personales que requieren una ausencia del trabajo prolongada son algunas de las circunstancias en las que los trabajadores pueden necesitar hacer su uso de su derechos de excedencia. Las empresas más flexibles ofrecen una serie de medidas que permiten a sus trabajadores poder atender a sus necesidades sin tener que renunciar a su carrera profesional y sin perder su grado de competencia.

Algunas empresas disponen, por ejemplo, de permisos de maternidad que van más allá del periodo de 16 semanas estipulado por la ley. A cambio la empleada renuncia a su sueldo durante ese periodo pero mantiene la garantía de volver a su antiguo puesto de trabajo. Igualmente, estas compañías ofrecen la posibilidad de ampliar el permiso por paternidad con las mismas condiciones.

Las mujeres en Danone disponen de un total de 18 semanas y de 15 días más por lactancia. La empresa Red Eléctrica de España amplía el permiso de maternidad a partir de la semana 37 o 38 de gestación y ofrece la posibilidad de disfrutar del permiso de lactancia acumulado en horas completas (de entrada y salida) o en días completos. Las mujeres también pueden acumular lactancia y vacaciones en la empresa Viena hasta un periodo de seis meses.

Pepsico amplía el permiso de maternidad en dos semanas y dos más en caso de adopción. La multinacional de refrescos también ofrece el permiso de paternidad de dos semanas desde hace tiempo, antes de que este plazo fuera el establecido por la ley de Igualdad aprobada por el Parlamento el pasado día 15 de marzo.

Tras la baja, para facilitar la reincorporación progresiva de los empleados, alguna compañías ofrecen medidas de flexibilidad especiales. La multinacional Indra, que cuenta con un 29% de mujeres en plantilla, dispone de la posibilidad de poder trabajar a media jornada durante el primer mes de reincorporación tras la baja por maternidad o paternidad sin tener que renunciar al sueldo completo. También ofrece sistemas de libranzas y la posibilidad de acumular horas en lactancia, así las empleadas pueden extender su baja maternidad. La compañía de telefonía Vodafone amplía la hora de lactancia que la ley estipula durante nueve meses a dos horas durante el año percibiendo el sueldo íntegro.

Permisos para cuidar a los hijos

En Caja Madrid, gracias a un acuerdo que se negoció con los sindicatos, los padres tienen derecho, como alternativa al permiso de maternidad, a diez días hábiles adicionales a continuación de la baja por maternidad y cinco días más para asuntos relacionados con la maternidad que pueden tomarse a lo largo del primer año de vida del hijo o la hija.

La legislación también contempla las necesidades de los padres en los primeros años de su hijos. Son las excedencias para atender a hijos pequeños. Los padres pueden acogerse a una excedencia durante un periodo inferior a tres años para cuidar a sus hijos preescolares si renuncian a su sueldo durante ese tiempo. Se reserva el puesto durante el primer año. En Asepeyo durante la excedencia por cuidado de la prole el trabajador sigue cotizando el plan de pensiones.

Para facilitar la reincorporación de los empleados tras la excedencia, muchas empresas ofrecen también la posibilidad de tener acceso a una formación durante el periodo de ausencia. Banesto dispone, por ejemplo, de un periodo de excedencia de hasta tres años por cuidado de familiares. Durante ese periodo se facilita al trabajador el acceso a la formación necesaria para asegurar que el empleado pueda mantenerse al día y facilitar así su reincorporación. Otras compañías, como Procter & Gamble, aplican un plan de seguimiento, elaborado por el último jefe del trabajador.

Al margen de las excedencias familiares, la ley permite al trabajador acogerse a excedencias voluntarias de periodos de entre dos y cinco años. Requiere una antigüedad de un año y no incorpora el derecho de reserva del puesto. Por ello, son pocos los trabajadores que se acogen a ella a pesar de que casi la mitad de las empresas, según un estudio realizado por el IESE de la Universidad de Navarra, más de la mitad de las empresas afirman disponer de él.

Existen casos, como el de Ifema, en el que la compañía ofrece en estos casos el derecho preferente a reingreso en su puesto de trabajo.

Como alternativa, las empresas disponen de la posibilidad de disponer de permisos de periodos intermediarios. Caja Madrid ofrece, por ejemplo, periodos sabáticos que abarcan desde los seis meses hasta los dos años, siempre y cuando los empleados cumplan ciertos requisitos. Procter & Gamble ofrece tres meses de libranza para cualquier circunstancia, sin derecho a sueldo durante ese tiempo. El primer periodo se puede solicitar tras tres años en la compañía y los siguientes cada siete años. Los empleados de Pepsico tienen derecho a un periodo sabático de tres meses cada cinco años.

La plantilla del Banco Santander dispone de cuatro días para asuntos personales. Red Eléctrica Española amplía el permiso por traslado de domicilio de uno a dos días y por enfermedad de un familiar de dos a tres días sin necesidad de traslado y de tres a cinco días cuando requiere traslado.

Los empleados de la multinacional Pepsico disponen de dos días de permiso para acompañar al médico a un familiar de primer grado siempre que tenga siempre que tenga que ser intervenido sin estar hospitalizado. Estos dos días se pueden fraccionar en horas para que se pueda acompañar al familiar al médico en varias ocasiones. También ofrece flexibilidad en los días de permiso por familiar hospitalizado. Por ley se tiene derecho a permiso el primer y segundo día de hospitalización. La empresa permite que escoger esos días hasta diez días tras el ingreso del familiar en el hospital, con el objetivo de favorecer la organización familiar.

Datos básicos

Maternidad. España se encuentra a la cola de Europa por el tiempo -dieciséis semanas- otorgado por baja de maternidad. Suecia concede a sus trabajadores 96 semanas semanas, seis veces más que en España. En Noruega el permiso alcanza las 53 semanas y Dinamarca las 50 semanas. Italia otorga 47 semanas por baja. A continuación, figuran República Checa, con 28 semanas, Reino Unido, con 26, Hungría, con 24 e Irlanda, con 22 semanas. Las madres de Francia, Holanda y Polonia disponen de 16 semanas como las españoles y en el últimos puesto figura Alemania, con tan sólo 14 semanas.

Paternidad. La ley de Igualdad ha ampliado de dos días a dos semanas el permiso de paternidad en España y prevé alcanzar el mes completo dentro de seis años. En el resto del mundo las leyes al respecto varían bastante. En Dinamarca y Nueva Zelanda los hombres disfrutan de dos semanas y en Noruega de un mes. En Argelia, Argentina, Egipto y Túnez la duración oscila entre uno y tres días. Otros países como Holanda, Rumanía y Vietnam no disponen de un tiempo determinado y en India todos los funcionarios disponen de 15 días de licencia de paternidad.

Permisos retribuidos. Además de la baja por maternidad y el permiso de paternidad, la ley establece que los trabajadores tienen derecho a una serie de permisos retribuidos que incluyen los siguientes:

-Dos semanas por matrimonio.

-Entre dos y cuatro días por enfermedad grave o fallecimiento de un familiar próximo.

-Un día por traslado de domicilio habitual.

-El tiempo requerido para exámenes, técnicas de preparación al parto y deberes cívicos de carácter obligatorio.

-Una hora de lactancia, que puede dividirse en dos fracciones o bien reducción de jornada de media hora, hasta que el hijo u hija cumpla los nueve meses.