Fiscalidad

La empresa familiar pide rebaja de cotizaciones a cambio de más IVA

El Instituto de Empresa Familiar presentó ayer un documento de lo que debe ser, a su juicio, las próximas reformas fiscales, a realizar por el Gobierno. Fernando Casado, director del Instituto, se mostró favorable a un recorte de los impuestos directos para mejorar la competitividad de las empresas y situar la tributación española 'a los niveles medios de la UE, en donde se ha ido siguiendo esta línea'.

Ello traería consigo, en su opinión, el recorte del impuesto de sociedades, una rebaja de la tributación del capital y de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, y la eliminación del impuesto del patrimonio, o bien, su profunda reforma. El tipo de gravamen general del primero (impuesto de sociedades) 'debería situarse en torno al 25%', frente al 30% que estará colocado en 2008, tras la reforma que acaba de aprobar el Ejecutivo. 'Sólo así se acercará la fiscalidad al de países emergentes' como Irlanda o los nuevos socios comunitarios del Este.

En cuanto a las cotizaciones sociales, el Instituto defiende su 'reducción gradual' para no dañar el equilibrio financiero de las pensiones. Casado insistió en que hay margen para ello. Además, los menores ingresos del Estado podrían ser compensados con el IVA, un tributo en el que 'hay margen' de subida (el tipo general está en el 16%) hasta llegar a la media de la UE, que se encuentra en torno al 20%.

Respecto al impuesto del patrimonio, 'lo más lógico' es que se eleven los mínimos exentos para, en el futuro, eliminar el tributo y transformarlo en una mera declaración con fines censales. En su opinión, el impuesto sólo sirve en la actualidad para hacer pagar a los contribuyentes con rentas medias ya que los grandes lo evitan a través de instrumentos de ingeniería fiscal.

El Instituto pide también la eliminación del impuesto de sucesiones en toda España 'para no crear distorsiones entre territorios'.

Zapatero ve lejos el cambio en Patrimonio

El Gobierno no tiene prisa con la reforma del impuesto del patrimonio. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó ayer en el Congreso, a petición de CiU, que tiene en estudio una profunda reforma del impuesto, para adaptarla a la UE, pero indicó que 'se tomará su tiempo', dado que afecta a la financiación autonómica.

El vicepresidente Pedro Solbes, rechazó que se vaya a compensar 'específicamente' a las comunidades (tienen cedida su recaudación) por esta reforma, dado que ésta 'se enmarcará' en la negociación general del modelo de financiación regional.