Medicamentos

La distribución farmacéutica crea un canal único de venta entre boticas y laboratorios

La empresa Edifa, formada por 16 cooperativas de distribución farmacéutica, ha creado la plataforma Cruzfarma. Pretende unificar la red de venta y servicios entre boticas y laboratorios para obtener fuerza de negociación.

Las cooperativas de distribución farmacéutica pretenden demostrar que la unión hace la fuerza. Edifa, la empresa que agrupa las 16 principales distribuidoras a escala nacional, ha creado Cruzfarma. Se trata de una nueva plataforma de distribución de la que serán socios distribuidores y farmacéuticos.

El objetivo es dar un 'mayor valor añadido a un canal único de venta', tanto para farmacéuticos como para laboratorios, según explica el presidente de Edifa y Cruzfarma, Miguel Reviejo.

'Cada farmacia o cooperativa en solitario tiene muy poca capacidad de negociación', reconoce. 'Queremos unirnos para ser más competitivos y poder ofrecer mejores servicios, que echen a un lado la distribución directa de productos por los laboratorios y que preparen al sector si se cumplen las tendencias europeas de liberalización', explica el directivo.

Cruzfarma ofrece mejoras para los dos receptores del servicio. A los laboratorios, les ofrece una 'red de ventas única y ágil, con mucha capitalización y capacidad de reacción, para llegar a las boticas socias en el día que se establezca', asegura Reviejo. 'Es una forma distinta de ofrecerle a la industria captación de mercado', afirma.

Este canal también se puede utilizar por los laboratorios para unificar y comunicar al mismo tiempo sus estrategias de marketing de un producto. Aunque en una primera fase sólo aspiran a captar 500 farmacias socias, el techo está en los 6.000 clientes de las 16 cooperativas nacionales de Edifa.

A los farmacéuticos les ofrece, junto con el catálogo de productos, una serie de servicios asociados como formación empresarial y sanitaria, precios especiales para viajes o seguros e incluso un club del gourmet. Además, consiguen 'capacidad de ganar masa crítica para poder negociar mejores condiciones y precios', afirma el presidente. Las cooperativas ya han presentado su proyecto en Aragón, Ávila, Valladolid, Zamora y San Sebastián. 'Tenemos unas 120 oficinas interesadas en participar', asegura Reviejo.

Las distribuidoras, por su parte, consiguen fidelizar compradores y vendedores a través de su canal. El catálogo de productos de Cruzfarma será 'selectivo', sólo ofrecerá las gamas de los laboratorios con los que hayan llegado a acuerdos.

Los socios farmacéuticos tendrán que cumplir una serie de exigencias para pertenecer. Cada botica debe entrar en el capital social con 300 euros. El accionariado estará compuesto por Edifa en un 60% y por farmacéuticos en un 40%. Junto a esto, tendrán ciertos compromisos de compra y de exposición de los productos.

Edifa está terminando de construir un almacén en Madrid para la distribución de Cruzfarma. 'La logística no nos preocupa porque aprovecharemos las capacidades de las cooperativas', asegura Reviejo.

Una formación vía satélite empresarial y sanitaria

El experto se sienta en el aula de formación de Bilbao o de Madrid y explica el último cambio legislativo, la atención sanitaria, ayuda con temas fiscales o da cursos de dirección y administración de empresas. Varias cámaras de televisión graban la ponencia y la emiten vía satélite para sus alumnos farmacéuticos en las aulas de formación de las cooperativas.

Este servicio de e-learning, de formación a distancia, es una de los puntos estrellas que ofrecerá Cruzfarma a sus asociados. Cuenta con el respaldo de la escuela de negocios Eseune.

Pero servirá además para la industria. Cruzfarma pondrá esta plataforma al servicio de los laboratorios que quieran explicar a las boticas un nuevo producto, una nueva línea de investigación o dar charlas formativas.