Laboral

Un tribunal confirma una incapacidad absoluta causada por el acoso del jefe

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha confirmado la incapacidad permanente absoluta a una trabajadora de 29 años que padece trastorno depresivo como consecuencia del acoso laboral que sufrió por parte de su jefe. La sentencia del TSJC, que ya es firme, desestima el recurso de suplica presentado por el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y la mutua de accidentes contra el fallo judicial del juzgado número 4 de lo Social de Santander que indicaba que la mujer 'presenta afecciones derivadas de la situación que padeció, en concreto, trastorno depresivo, estrés postraumático y crisis de angustia derivados del acoso laboral'.

En la sentencia que confirma este fallo judicial, se vuelve a considerar probado que a consecuencia de las lesiones generadas por el acoso de su jefe, esta mujer, 'se encuentra incapacitada para todo tipo de profesión u oficio, al no poder realizar ningún tipo de actividad con la continuidad, dedicación, eficacia y profesionalidad que exige el mercado laboral'.