Motocicletas

Harley Davidson prevé vender 5.000 unidades en España este año

El legendario fabricante estadounidense de motocicletas Harley Davidson (HD) quiere hacerse fuerte también en España. En 2006, la compañía comercializó en el mercado español casi 4.000 unidades de sus dos marcas (la propia Harley-Davidson y Buell, que va dirigido a un público más joven), lo que supuso con un crecimiento del 40% respecto al año anterior.

Josep Grañó, director general de Harley-Davidson España, prevé que esta cifra alcance las 5.000 unidades entre las dos marcas. 'Europa también está creciendo y han subido las ventas un 16%, tal y como reflejan los datos de resultados presentados hace unos días'.

Actualmente, en España hay 25 concesionarios HD y 20 concesionarios Buell. La red de la compañía precisamente anunció esta semana una gira que va a emprender durante los cinco próximos meses por 12 ciudades españolas (Madrid, Alicante, Marbella, Cádiz, Sevilla, Almería, Málaga, Valencia, Gerona, Lérida, Barcelona y Mallorca) para dar a conocer las últimas novedades del grupo. La firma comercializa cinco familias de motocicletas: Sporster, Dyna, Softail, VRSC y Touring.

Grañó aseguró que la marca juega con el factor emocional, y que éste es casi el mismo en EE UU y en Europa. 'España es uno de los países europeos con más tradición en el mundo de las motos. Hay una gran cantidad de aficionados y entre ellos muchos que viven como propio el mito Harley-Davidson'. Para él, la marca 'representa un modo de vida y de disfrutar la libertad y la carretera. En eso no hay grandes diferencias para los motoristas de cualquier parte del mundo'.

El usuario de la marca estadounidense 'es muy amplio', asegura el ejecutivo. 'Desde jóvenes a altos directivos de empresas'. Aunque Grañó reconoce que sí hay un cliente-tipo. 'El propietario tipo de una Harley-Davidson es un profesional liberal de clase media-alta amante de la motocicleta y de la libertad'.

No todo son buenas noticias para el fabricante estadounidense. Las exportaciones del primer trimestre del presente ejercicio se situarán entre 64.000 y 66.000 unidades, en lugar de entre las 82.000 y 84.000 unidades previstas para los tres primeros meses del año. La razón, la huelga en su planta de York, que paralizó su producción durante tres semanas.