Mercados

El Ibex 35 sufre la segunda mayor caída del año y regresa a niveles de octubre

El parqué madrileño ha registrado hoy la segunda mayor caída del año, al dejarse un 2,72% que ha situado al Ibex 35 en el nivel de los 13.600 puntos, cota que no alcanzaba desde el pasado mes de octubre y mínimo anual, arrastrado por el recorte de todos los valores, en especial la banca y construcción, y a excepción de Altadis, que terminó en positivo.

En concreto, el Ibex 35 se situó en 13.602,40 puntos arrastrado por los descensos de las plazas mundiales por los problemas en el sector hipotecario estadounidense y la fortaleza del yen. En lo que va de año, el Ibex 35 acumula una caída del 3,85% respecto al cierre de 2006.

Mientras el Indice General de la Bolsa de Madrid se dejó un 2,74%, hasta las 1.509,57 unidades. Por su parte, el Ibex Nuevo Mercado retrocedió un 2,92% y se colocó en 3.436,10 enteros. En Europa, con el euro a 1,323 dólares y 153,7 yenes, Fráncfort bajó el 2,66%; Londres, el 2,61%; París, el 2,52% y Milán, el 2,45%.

Todos los grandes valores acabaron con pérdidas, que lideró el Banco Santander al perder el 4,4%, la mayor bajada del Ibex. A continuación se situó Telefónica, que cayó el 3,68%, en tanto que BBVA cedió el 3,5%; Repsol, el 3,2%, en tanto que Iberdrola bajó el 0,58% y Endesa, el 0,26&.

Después del Banco Santander se situó Sacyr, que bajó el 4,06%, mientras que ocho compañías perdieron entre el 3 y el 4% -FCC (3,89); Mapfre (3,85); Telefónica; Banesto (3,68); BBVA; Repsol; NH Hoteles (3,14) y Cintra (3,01)-. Sólo una compañía acabó con ganancias, Altadis, el 1,81%, por los rumores de compra.

Marcada por la crisis hipotecaria

La bolsa española abrió la sesión con un descenso considerable, afectada por la caída cercana al 2% de Wall Street en la sesión precedente, perjudicada por los problemas que atraviesa el sector hipotecario estadounidense con el aumento de la morosidad y la crisis de la entidad New Century Financial.

Con la ayuda de Tokio, que esta madrugada retrocedía cerca del 3%, y del retroceso de las plazas asiáticas -Hong Kong bajaba el 2,57%-, afectadas también por la situación de Wall Street y la fortaleza del yen, la bolsa española empezó el día con una caída del 2% que le situaba al borde del nivel de 13.700 puntos.

A pesar de que durante la mañana el yen se depreciaba ligeramente -el euro recuperaba la cotización de 154 yenes y el dólar la de 116 unidades- la bolsa discurría sobre ese nivel.

La subida de Wall Street en la apertura favoreció una disminución de las pérdidas y la bolsa se acercó al nivel de 13.800 puntos. Pero, la caída del petróleo "Brent", que se negociaba a menos de 61 dólares por el aumento de las reservas estadounidenses y en espera de la reunión de la OPEP, no sirvió para contrarrestar la nueva revalorización del yen y el cambio de tendencia de Wall Street, que cedía alrededor del 0,7% al cierre español.

Con estas circunstancias y con todos los grandes valores presionando a la baja, especialmente los bancos, la bolsa acabó en el nivel de 13.600 puntos, el precio más bajo del día y de los cuatro últimos meses y medio.