Negociación

El Gobierno minimiza la revisión de precios del gas argelino

El Gobierno minimizó ayer el impacto que podría tener sobre los consumidores españoles la renegociación al alza del contrato de suministro de gas entre la argelina Sonatrach y Gas Natural.

El Gobierno quiso dejar claro ayer que el impacto que tendrá sobre los consumidores una revisión al alza de los precios del contrato de suministro de gas entre la argelina Sonatrach y Gas Natural será 'mínimo'.

Fuentes gubernamentales añadieron que, además, el Ejecutivo tiene intención de vigilar 'muy estrechamente' las negociaciones entre las dos compañías para proteger a los consumidores. No obstante, recordaron que, al final, la decisión será exclusivamente empresarial.

En esta línea, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, afirmó que la dependencia de España respecto a Argelia en materia de gas es 'relativa', pero reconoció que un encarecimiento del contrato podría afectar a las tarifas del gas en España.

'Si se incrementan los costes del gas, habrá que tomarlo en consideración en las tarifas en su momento. Es un punto que está en negociación en estos momentos y no sé cuándo va a subir ni si va a subir ni en qué proporción', explicó, tras participar en un coloquio organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Además, admitió que, en estos momentos, el gas procedente de Argelia 'es más barato que el resto', en línea con la argumentación del Gobierno argelino para apostar por una subida de los precios.

El Gobierno también quiso desvincular el asunto con el reciente respaldo de España a las tesis marroquíes sobre el futuro del Sahara. Así, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, recordó que contratos a largo plazo como los del gasoducto del Magreb incluyen cláusulas de revisión de precios para ajustarlos a las condiciones del mercado.

El propio ministro argelino de Energía y Minas, Chakib Jelil, hizo ayer unas breves declaraciones a los periodistas españoles que siguen la visita de los Reyes a Argelia para aclarar que la renegociación del contrato se inició hace dos años, que las relaciones entre los dos países son 'excelentes' y que una subida del precio respondería únicamente a la situación actual del mercado.

Jelil se mostró convencido de que la estatal Sonatrach y Gas Natural llegarán a un acuerdo sobre el tema de manera 'inminente' y subrayó que se tendrá en cuenta 'el nivel de precio' que existe en el mercado gasista de la Península y 'el impacto sobre los consumidores españoles'. Argelia pretende encarecer un dólar cada millón de BTU (unidad térmica de medida) suministrado a Gas Natural.

El país magrebí supone un 30% del suministro

El presidente de Enagás, Antoni Llardén, restó ayer importancia a un aumento en el precio de la venta de gas natural por parte de Argelia, asegurando que 'ya no representa la mayor parte del suministro del gas en España'.

Llardén recordó que, si hace años Argelia representaba 'casi el 60%' de la cartera de gas española, en la actualidad sólo es 'del 32% o el 33%', por lo que, a su juicio, el impacto de una revisión al alza del contrato no será tan importante.

El ministro argelino de Energía, Chakib Jelil, sin embargo, aseguró que su país exporta a la Península 13.000 millones de metros cúbicos de gas al año, el 40% del que se consume en España.

Llardén visitó la Comunidad Valenciana, donde Enagás prevé invertir 300 millones de euros y duplicar la red gasista.