CNMV

Una de cada cuatro opas en Londres ofrece indicios de información privilegiada

La Financial Services Authority -la CNMV británica- detectó indicios de información privilegiada en casi una de cada cuatro opas en 2005. De las 177 empresas opadas en el mercado londinense, en 42 se detectaron aumentos anormales en el precio.

Conocer con anterioridad el lanzamiento de una opa y comprar acciones de la empresa opada es una manera segura, aunque ilegal, de obtener importantes plusvalías. Y la ambición muchas veces puede más que el respecto a la ley.

El informe de la Financial Service Authority esparce sombras sobre uno de los parqués más grandes de Europa. El director de mercados de la FSA, Sally Dewar, insistió en que el informe supone un 'importante motivo de preocupación' y aseguró que no repararían en esfuerzos para hacer frente al problema. Otra cosa es que logren terminar con una práctica fácil de detectar -basta con estudiar las cotizaciones antes de anunciarse la opa- pero difícil de demostrar.

Para Seven Investment Management, 'luchar contra este fraude es vital para mantener la reputación' de la Bolsa de Londres y no dar la impresión de ser un 'club en el que unos pocos ganan y los demás pierden'.

Sin embargo, fuentes jurídicas aseguraron al Financial Times que el abuso de información privilegiada es sólo la 'punta del iceberg' de lo que pasa en el mercado.

El problema no se circunscribe sólo a Londres, en España, Manuel Conthe ha alertado repetidas veces de la utilización de información privilegiada. Ello es significativo en unos años en los que ha habido un gran movimiento corporativo. La última sospecha de Conthe salió de la opa de Inmocaral sobre Riofisa del pasado enero. En aquella ocasión, las acciones de Inmocaral y Riofisa subieron un 11,71% y un 5,11% respectivamente, justo antes que se conociera el anuncio de opa. Aunque todo ha quedado en eso, en indicios.

Conthe, a por los abusos de mercado

De la misma forma que su homólogo británico, el presidente de la CNMV, Manuel Conthe, está decidido a terminar con el uso de información privilegiada. Durante este mes se discute el Plan contra los Abusos de Mercado. Entre otras medidas, se plantea la posibilidad de facilitar el chivatazo. De manera que cualquiera pueda dirigirse de forma confidencial y anónima a la CNMV si tiene datos sobre posibles abusos de mercado.

Hasta ahora, las intervenciones de la CNMV han sido escasas. Entre 1992 y 2005, sólo se han impuesto 41 sanciones por el uso de información privilegiada o manipulación de precios. Sin embargo, en lo que va de año, la CNMV ya ha multado a Deutsche Bank con un millón de euros y al consejero de Faes, Francisco Moreno de Alborán, con 60.000 euros. En ambos casos por la utilización de información privilegiada.