Obra social

La Caixa pone en marcha un banco de microcréditos

El presidente de La Caixa, Ricard Fornesa, ha anunciado hoy la próxima creación de Microbank, una entidad de microcréditos destinada, exclusivamente, a financiar proyectos de autoempleo de personas en situación de exclusión financiera y de colectivos desfavorecidos, como mujeres, parados o inmigrantes, que difícilmente pueden reunir las condiciones necesarias para obtener un préstamo tradicional. El proyecto es parte del Plan Estratégico de la Obra Social de La Caixa para los próximos cuatro años, dotado con 2.000 millones de euros.

A través de la nueva entidad, que nace con un capital inicial de 51 millones de euros, "que puede ser objeto de ampliación en el futuro", La Caixa concederá, por un lado, microcréditos sociales a colectivos desfavorecidos por una cantidad límite de 15.000 euros, y por otro microcréditos financieros de hasta 25.000 euros a personas con rentas bajas o en riesgo de exclusión financiera.

El criterio de concesión de los microcréditos atenderá, básicamente, a la confianza y viabilidad de los proyectos a financiar, teniendo en cuenta que no existe aval patrimonial, y el plazo de reembolso será de cuatro años, a un interés muy favorable.

La caja catalana ha firmado, por el momento, más de 150 convenios con entidades sociales de toda España, unos actores imprescindibles en este proceso, ya que son quienes realmente avalan los proyectos y realizan su seguimiento.

30 millones de euros en créditos

La Obra Social de La Caixa inició su programa de microcréditos sociales en el año 2000 y, desde entonces ha otorgado 2.130 créditos, por valor de más de 30 millones de euros.

Ricard Fornesa ha subrayado que la creación de Microbank constituye "una manera de dar un mayor impulso" y "potenciar" esta actividad financiera y social, que por su peculiaridad requiere de otros canales distintos a las habituales oficinas de que dispone la entidad.

Mujeres e inmigrantes que montan pequeños negocios

Según La Caixa, el 73% de los beneficiarios de estos créditos a pequeña escala son mujeres y más de un 26% son inmigrantes, dos de los sectores, precisamente, con más dificultades para acceder al mercado de trabajo. Hasta el momento, las actividades que predominan entre los negocios que han puesto en marcha los beneficiarios del Programa de Microcréditos de la Obra Social de La Caixa está relacionadas con el comercio (27,7%), las empresas de servicio, como mensajerías, jardinerías o limpieza (25,1%), y la hostelería (8,8%). Cada microcrédito concedido por esta entidad ha contribuido a generar, de media, 2,5 puestos de trabajo por cada negocio emprendido.