Búsqueda

Warren Buffett busca sucesor con talento para invertir

El rey de las inversiones en Wall Street, el multimillonario Warren Buffet, se enfrenta a una difícil tarea a sus 76 años: encontrar a la persona idónea para sustituirle al mando del fondo de inversiones de su firma Berkshire Hathatway.

Es el segundo hombre más rico del mundo. Uno de los mayores filántropos del planeta. Ha levantado un gigantesco imperio financiero a base de inteligencia, paciencia e intuición y su fortuna personal asciende a los 46.000 millones de dólares (más de 35.100 millones de euros). El magnate Warren Buffett se enfrenta ahora un nuevo gran reto a sus 76 años: encontrar un sucesor.

El multimillonario se dispone a elegir quién le reemplazará al mando del fondo de inversiones de su firma Berkshire Hathaway. Las características que describe para el heredero sugieren que no faltarán dificultades en la búsqueda.

En su tradicional carta a los accionistas, en la que junto a chistes y anécdotas de todo tipo da a conocer los resultados de la compañía en el 2006, Buffett explica que ya existe un reemplazo para el cargo de consejero delegado de su empresa.

Sin embargo, en el mismo texto admite que aún no ha encontrado un candidato apropiado para la tarea de escoger las acciones e inversiones que deben formar parte del fondo. Esa es la labor por la que Buffett se ha ganado el respeto y la admiración de Wall Street, aparte de sus miles de millones de dólares y el apodo de Oráculo de Omaha.

Buffett explica a los accionistas que Lou Simpson, el gerente de inversiones de la aseguradora Geico, filial de Berkshire, podría ser el candidato ideal. Sin embargo, el magnate se resigna a que Simpson 'es sólo seis años más joven'.

Por ello, el multimillonario explica que la intención de la empresa es encontrar uno o más ejecutivos jóvenes con capacidad de manejar una cartera de inversiones tan grande como la de Berkshire. 'Escoger a la persona adecuada no será fácil. No es difícil encontrar gente inteligente pero el éxito a largo plazo tiene que ver con algo que va más allá del corto plazo', agrega.

'Con el tiempo, los mercados hacen cosas extrañas, extraordinarias. Un simple error puede acabar con una larga cadena de éxitos. Necesitamos a alguien programado genéticamente para reconocer y evitar riesgos serios, incluso aquellos que nunca hayan ocurrido', señala Buffett.

'Pensamiento independiente, estabilidad emocional y un profundo conocimiento del comportamiento humano en institucional es vital para el éxito a largo plazo y he conocido a mucha gente brillante que carece de estas virtudes', concluye.

La búsqueda de candidato despierta todo tipo de especulaciones y bromas en Wall Street, donde algunos creen que lo mejor sería un reality show para los aspirantes. A pesar de las bromas, son muchos los gestores de inversión que han seguido las recomendaciones de Buffet, y les preocuparía un sucesor más falible.

Su fortuna, para cinco fundaciones

Buffett es uno de los hombres más ricos del planeta pero también de los mayores filántropos. Aunque espera vivir 'al menos otros 12 años', el magnate dispuso recientemente que, a su muerte, el 85% de su fortuna, unos 37.000 millones de dólares (28.271 millones de euros), se repartan entre cinco fundaciones en un plazo de no más de 13 años.

La mayor donación corresponde a la Fundación Bill y Melinda Gates, premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, que realiza proyectos contra el Sida o la malaria. Se llevará el 80% del dinero. Las otras organizaciones beneficiarias llevan el nombre de la esposa y los tres hijos de Buffett.