Acusación

La fiscalía acusa al ex jefe del comité de VW de corrupción

La fiscalía de Braunschweig (norte de Alemania) acusó ayer ex jefe del comité de empresa de Volkswagen Klaus Volkert de 48 casos de incitación al desfalco, en relación con el escándalo de corrupción y viajes de placer en la empresa.

La fiscalía informó de que el sindicalista podría tener que cumplir una pena de hasta diez años de cárcel y consideró 'difícil' que pueda eludir la prisión con el pago de una multa y libertad vigilada, ya que esto sólo sucede con condenas inferiores a dos años.

Además, el organismo judicial explicó que el ex jefe de Personal de Volkswagen Klaus-Joachim Gebauer, también encausado por este caso, está acusado de 40 casos de desfalco y un caso de inducción al fraude.

La fiscalía acusó a Volkert del pago de bonos extraordinarios a miembros del comité de empresa por 2 millones, así como del pago de viajes, estancias en hoteles, compras y otros servicios por 290.000 euros.

Asimismo, la acusación consideró a Volkert responsable de ordenar pagos a su amante Adriana Barros por 399.000 euros .

Por su parte, Gebauer está acusado de favorecer ilegalmente a miembros del comité de empresa con pagos de 1,26 millones de euros, así como de haber pagado a su ex pareja, a través del ex directivo de Skoda Helmuth Schuster, 56.000 euros en concepto de una prestación laboral que ella nunca hizo.

El ex director de Personal de Volkswagen Peter Hartz fue condenado ya el pasado mes de enero a dos años de libertad condicional y a pagar una multa de 576.000 euros al ser declarado culpable de 44 casos de desfalco y de haber pagado casi 2 millones de euros a Volkert entre 1994 y 2005, dentro de un escándalo de directivos.