Alimentación

Campofrío repartirá la autocartera entre sus accionistas

El grupo de alimentación Campofrío cerró 2006 con un beneficio neto de 30 millones de euros, un 19% más que el año anterior. La compañía atribuye este resultado a los frutos de la política comercial, la reducción de costes y las operaciones de desinversión. Campofrío ha decidido repartir entre los accionistas 2.105.000 títulos de autocartera como retribución en especie.

Según los datos de la compañía, los más de 2 millones de acciones en concepto de dividendo en especie están valoradas (a 31 de diciembre de 2006) en 29.5 millones de euros, lo cual supone un incremento superior al 80% sobre el reparto del dividendo del año anterior. No obstante, el coste medio por acción fue de 14,014 euros, frente a los 13,59 a los que cotiza.

La facturación de la empresa especializada en la elaboración y distribución de productos cárnicos ha experimentado un descenso hasta 865 millones de euros, frente a los 911 millones de 2005. Según explicaron directivos de la compañía, esto es el resultado de la desinversión de la filial francesa Montagne Noire, cuyo valor fue de 13,4 millones de euros.

Así, sumado a la cifra de negocios de la desinversión, su facturación alcanzó los 938 millones de euros, un 3% más que en el 2005.

En la división de Iberia, Campofrío ha elevado su beneficio antes de impuestos en 24%, hasta alcanzar los 60 millones de euros, con una mejora del margen sobre ventas del beneficio antes de impuestos de un 17%, respecto al margen del 2005. Estas cifras han logrado resultados positivos a pesar del incremento de la materia prima (8,5%, en promedio).

Los nuevos productos de Campofrío (pizza, salchicha con leche, entre otros) lograron ganar el 16,5% de la cifra de negocios en España y su división de jamón curado ha mejorado sus resultados operativos en un 25% sobre el ejercicio anterior.

Campofrío prevé este año aumentar exportaciones en Europa, EE UU y Japón.