Un día sin móviles contra las subidas de las compañías

Hoy se celebra el Día sin móvil, una iniciativa promovida por diversos grupos de usuarios y organizaciones de consumidores para protestar contra la decisión de las tres principales operadoras de elevar sus tarifas tras la entrada en vigor, el pasado diciembre, de una ley que les impide el redondeo en la tarifación.

UGT y diversas asociaciones de consumidores han pedidos a los usuarios de teléfonos móviles que apaguen sus aparatos durante todo el día para enviar un mensaje claro a las operadoras, en el mismo día en el que entran en vigor sus nuevas tarifas aumentadas.

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), asegura que las operadoras dejan sin efecto la nueva legislación que acaba con la "injusta" práctica del redondeo, con la cual el usuario pagaba por determinadas cantidades de tiempo de llamada que nunca llegaba a utilizar.

"La estrategia de las compañías de telefonía móvil va a impedir la bajada de facturas a través de un incremento, tanto del establecimiento de llamada, como de las tarifas, penalizando las más cortas y más habituales", afirma el CECU.

Hecha la ley, hecha la trampa

La nueva Ley de Mejora de la Protección de Usuarios y Consumidores fue aprobada el pasado mes de diciembre con el objetivo de prohibir el redondeo y obligar a las compañías a cobrar por tiempo real y uso efectivo de los servicios. Esto significó pérdidas importantes de dinero.

Tres meses han tardado Movistar, Orange y Vodafone en reaccionar. Pero desde hoy sus tarifas tendrán unas subidas parecidas en el coste de las llamadas, así como registrarán un aumento idéntico del 25% en el establecimiento de la comunicación, hasta 15 céntimos de euro.

Esto ha provocado las protestas de asociaciones de usuarios como Facua, Ausbanc, Adicae, UCE o la OCU, que han calificado de 'abusivas' las subidas y han denunciado la posibilidad de que las operadoras hubieran concertado los precios ante el Servicio de Defensa de la Competencia, el Instituto Nacional de Consumo y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. UGT ha denunciado que, de confirmase la concertación de tarifas, esta práctica vulneraría la Ley de Defensa de la Competencia.

De baja sin penalización

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, afirmó que el asunto se ha remitido al regulador del sector para que investigue si las compañías pactaron sus precios, y añadió que el Gobierno tomará las medidas pertinentes si "se detecta el menor indicio de comportamiento anticompetencia".

Ante la posibilidad de que las operadoras pudieran sancionar económicamente a aquellos usuarios que soliciten la baja de sus contratos tras el cambio de tarifas, el Instituto Nacional de Consumo recordó a los consumidores su derecho a darse de baja sin abonar penalización alguna. Además, el usuario debe ser informado con un mes de antelación de las modificaciones que se van a aplicar en su contrato.