Resultados

Acerinox triplica el beneficio en 2006 y logra el mejor resultado de su historia

Acerinox logró el mejor resultado de su historia en 2006, con un beneficio neto de 502,9 millones que más que triplica el logrado el ejercicio precedente, impulsado por una demanda mundial que elevó la producción global de acero inoxidable un 14,3%.

El grupo español Acerinox, segundo productor mundial de acero inoxidable, cerró 2006 con un resultado neto histórico, tras alcanzar los 502,9 millones de euros, lo que supone más que triplicar el beneficio de 2005. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 957,7 millones, un 130,6% más que en 2005, con un flujo de caja neto que creció en la misma línea, hasta los 634,7 millones. Sin embargo, el nivel de deuda sobre fondos propios pasó del 40,4% al 55%.

El presidente de la compañía, Victoriano Muñoz, atribuyó estas cifras a la buena evolución que experimentó el año pasado el mercado de inoxidables, con una excelente demanda que provocó que la producción mundial creciera un 14,3%, frente a la contracción del 1% experimentada en 2005. Un alza que se produjo en un contexto de fuertes aumentos en la cotización del níquel (que supone el 75% de los costes del acero inoxidable) y unos niveles anormalmente bajos de los stocks existentes al inicio del ejercicio.

En este marco, las producciones de Acerinox también batieron sus máximos. El grupo cerró 2006 con 2,58 millones de toneladas de acería, un 15,5% superior a la producción de 2005, con una cuota en el mercado mundial del 9,3%. La laminación en caliente de planos avanzó un 11,7%, mientras que la fría lo hizo un 8,5%. La producción de productos largos rondó las 252.000 toneladas, un 28% más que en 2005. El objetivo de la compañía es que su producción real en 2007 llegue a los 3,1 millones de toneladas en total. Con estas cifras, la facturación del grupo aumentó un 33,8% y se situó en 5.637,2 millones.

ACERINOX 12,15 1,93%

La empresa cree que estas cifras ratifican el acierto de su estrategia de diversificación geográfica. Un año más, la mayor aportación a los resultados de la compañía (un 38,4% del total) fue la de su filial estadounidense NAS, que facturó 1.898,2 millones de euros. En todo caso, la recuperación de la sudafricana Columbus Stainless, que salió de pérdidas y facturó 1.458 millones (+60%), permitió al final una contribución más equilibrada en el grupo.

Muñoz se mostró convencido de que 2007 y 2008 no serán malos para la compañía y de que el níquel volverá a niveles de 20.000 dólares por tonelada.

Interés por el sudeste de Asia

Victoriano Muñoz tiene claro cuál tiene que ser el futuro de Acerinox. 'Preferimos comprar a ser comprados', destacó ayer, pero insistió en que el grupo sólo acometerá operaciones que sean 'buenas, bonitas y baratas'. Lo que, inevitablemente, pasa por algún país del sudeste de Asia antes que por China. De momento, siguen estudiando oportunidades junto a sus socios japoneses de Nisshin Steel.

En todo caso, Muñoz aclaró que Acerinox no va a entrar en una carrera de compras 'al estilo de Mittal', porque su 'especialidad' es el crecimiento orgánico. De hecho, el consejo de administración del grupo aprobó el martes el nuevo plan de inversiones que permitirá destinar 437 millones entre este año y el que viene para mejorar la competitividad de sus plantas y situar su capacidad de producción total en 3,5 millones de toneladas (casi el 11% del mercado mundial).

En cuanto a la posibilidad de convertirse en el objetivo de una compra, recordó que el 53,2% de su accionariado está en el consejo, lo que dificulta cualquier operación hostil.