Empresas

La Caixa compra el 2% de Autostrade y resucita la fusión con Abertis

La Caixa ha comprado directamente un 2% de la concesionaria de autopistas italiana Autostrade, con lo que resucita la fusión de esta compañía con Abertis, su participada de autopistas, según han avanzado fuentes cercanas a la operación. La caja catalana ha especificado en un comunicado que compró el 1,99% de la concesionaria italiana de autopistas Autostrade el año pasado, concretamente "en el periodo del 24 de abril al 27 de junio de 2006", cuando su participada Abertis estaba negociando la fusión con el grupo italiano.

Según La Caixa "durante el año 2007 sólo se han adquirido 58.000 acciones (0,01%)", todas el mismo 21 de febrero. La Caixa ya ha comunicado a las autoridades bursátiles de Italia que ha superado el 2% en Autostrade, tal y como prescribe la normativa de ese país.

Abertis, cuyo presidente es el director general de La Caixa, Isidre Fainé, intentó fusionarse de manera amistosa con Autostrade el pasado año para crear el primer operador de autopistas del mundo, pero la operación se frustró por la oposición política del Gobierno italiano.

A los actuales precios de mercado, el valor del paquete del 2% superaría los 120 millones de euros y se suma a las acciones que controla de manera indirecta ya que Abertis tiene un 13,3% a través del holding italiano S28, donde la familia Benetton controla el 30% de Autostrade.

Abertis ya cuenta con el 6%

Es decir, de manera indirecta Abertis ya tiene el 6% de Autostrade, al que ahora habría que sumar el 2% que ha incorporado La Caixa, que tiene el 24,2% de la concesionaria española entre paquetes directos e indirectos. Abertis y Autostrade abandonaron su proyecto de fusión a finales del año pasado, después de las trabas que puso el gobierno italiano, que llegó a cambiar el marco tarifario de sus concesiones de autopistas.

La compañía fruto de la unión con Autostrade, iba a tener sede en Barcelona, contando con unos recursos propios de más de 6.000 millones y una capitalización bursátil cercana a los 25.000 millones, siendo la empresa líder en el sector de las autopistas. Salvador Alemany, hombre de confianza del presidente de la compañía española, Isidre Fainé, iba a ser el consejero delegado de la nueva Abertis, nombre que adoptaría la empresa resultante de la fusión, mientras que Fainé ocuparía una de las dos presidencias que tendría la nueva compañía, recayendo la segunda en el actual presidente de Autostrade, Gian Maria Gros Prieto.

Relación Italia/España

El anuncio de la operación se realiza un día después de que la italiana Enel, propietaria de un 10% de Endesa, ha admitido ante la CNMV que su consejero delegado, Fulvio Conti, se reunió con el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, y el director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, David Taguas, el pasado 16 de febrero en Madrid para tratar asuntos relativos al posicionamiento de Enel en España.

Por otra parte, se da la circunstancia, de que el pasado día 20 de febrero, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, favorable a una "solución española" para Endesa, y el primer ministro italiano, Romano Prodi, cuyo Gobierno se opuso en su momento a la fusión de la española Abertis con la italiana Autostrade, se reunieron en Ibiza para tratar diversos asuntos. La reunión de Zapatero y Prodi de hace una semana se enmarcó dentro de la XIV cumbre Hispano-italiana, que contó con la presencia de 12 ministros de ambos países.