Banca

Ana Patricia Botín pide medidas para favorecer la creación de pymes

La presidente de Banesto, Ana Patricia Botín, aprovechó la junta ordinaria de accionistas del banco para pedir al Gobierno 'medidas administrativas, mercantiles, fiscales y laborales' que favorezcan la creación de pymes. Botín anunció que el Ministerio de Justicia les ha prorrogado hasta el año 2008 el contrato para la gestión de las cuentas de los juzgados, que mueven un saldo medio de 2.500 millones de euros.

Ana Patricia Botín se ha convertido en una abanderada de las pequeñas y medianas empresas españolas. Sus escasas declaraciones públicas casi siempre están enfocadas al segmento de las pymes. El banco que preside también. 'Banesto ha apostado de forma inequívoca' por este sector, recordó ayer la banquera.

En su intervención ante los accionistas de Banesto las alusiones a las pymes fueron continuas. Ana Patricia Botín aprovechó la ocasión -la reunión anual con los inversores del banco-, para pedir al Gobierno que encabeza José Luis Rodríguez Zapatero medidas para fomentar la creación de pymes.

'Cuando un emprendedor se tira a la piscina y asume el reto de crear una empresa todos debemos apoyar su desarrollo y crecimiento. Y esta es una responsabilidad de todos los agentes económicos, desde intermediarios financieros hasta Administraciones Públicas, a quienes les corresponde legislar medidas administrativas, mercantiles, fiscales y laborales más acordes con las características de las pymes', dijo Botín.

La banquera abogó por una nueva normativa que permita a los emprendedores preocuparse únicamente por 'reunir el valor necesario para llevar adelante su idea empresarial'.

Recordó, en este sentido, que la responsabilidad social corporativa de Banesto 'esta orientada a fomentar el espíritu emprendedor, apoyar al empresario y a las pequeñas empresas en general'. Como detalle de la importancia que tienen las pymes para la economía española aportó cifras. Hay 3 millones de pequeñas y medianas empresas 'que tienen una participación del 65% de PIB. Y cada año se crean cerca de 300.000 nuevas'.

Por ello, Banesto 'quiere ser el banco de referencia en este mercado', insistió Botín. También declaró en cuatro ocasiones que Banesto aspira a ser 'el mejor banco comercial en Europa'.

La presidente explicó en su intervención que Banesto pretende ganar 0,25 puntos de cuota de mercado cada año, alcanzar una ratio de eficiencia del 35%, y una rentabilidad de fondos propios (ROE) superior al 18%.

Banesto, cuyo principal accionista es Santander, con más del 89% de su capital, no tiene intención de realizar compras para crecer, como respondió Botín a uno de los cuatro accionistas que tomaron la palabra en el turno de ruegos y preguntas. Santander tampoco tiene intención de vender Banesto, contestó el secretario del consejo, Jaime Pérez Renovales, a un accionista.

Ana Patricia Botín anunció ayer que el Ministerio de Justicia ha decidido prorrogar durante el año 2008 la vigencia del contrato de apertura y gestión de las cuentas judiciales. Banesto se quedó con estas cuentas en 2002 tras ganar un concurso público, aunque las cuentas comenzaron a traspasarse al banco en enero de 2003. Hasta entonces las gestionaba BBVA.

El acuerdo tiene una vigencia de cuatro años, prorrogable por dos ejercicios. Los juzgados mueven en Banesto 2.500 millones de saldo medio en depósitos. El colectivo vinculado a este acuerdo y que trabajan con el banco son 3.200 secretarios judiciales y el 90% de los procuradores españoles, que ascienden a 7.000. Para todo este colectivo Banesto ha creado el Club Banesto Justicia.

Incentivos

La presidente de Banesto recordó ayer que el banco ha diseñado un plan de incentivos para los próximos tres años, sujeto a un objetivo de resultados. El plan prevé la entrega de una cuantía de hasta el 50% de la retribución fija anual para más de 2.000 empleados. Ana Patricia Botín recordó que la política de incentivos es una 'pieza importante', por lo que el 100% de la plantilla tiene opción a percibir retribución variable. También recordó que se recompensará a los empleados con la entrega de 100 acciones de Santander.

Un cambio hacia el dividendo trimestral

Los accionistas del banco ratificaron el nombramiento de José Antonio García Cantera como consejero delegado, así como los de José María Fuster Van Bendegem, José María Nus Badía y Carlos Sabanza Teruel como vocales del consejo de administración, que pasa de 11 a 14 miembros. Federico Outón, hasta junio, consejero delegado de Banesto, continuará en el consejo del banco, pese a que tras dejar Banesto pasó durante seis meses a Santander como asesor de su consejero delegado Alfredo Sáenz, con quien había trabajado durante años, para jubilarse en diciembre. La junta también aprobó el cambio en la remuneración a los accionistas. Ha abandonado la retribución mediante reducción del nominal de los títulos y ha vuelto a repartir dividendos por primera vez en 14 años. E objetivo es realizar un pago cada trimestre, explicó Botín.

La banquera considera que Banesto 'sigue siendo un valor atractivo'. Su capitalización asciende a 12.595 millones, con una subida del 8,23% en lo que va de año. Ayer los títulos del banco cayeron un 2,99%, en consonancia con la bajada de la Bolsa. El Ibex descendió un 3,01%. En la junta Ana Patricia Botín explicó que las plusvalías brutas de 1.181 millones de euros obtenidas por la venta de la inmobiliaria Urbis no se destinarán a compras, sino a mantener el crecimiento orgánico del grupo. Espera abrir 120 oficinas en el primer semestre del año, lo que elevará la red a 2.000 sucursales Además, contratará este año a 1.000 empleados. Ahora tiene una plantilla de 9.700 trabajadores.

Banesto ganó el pasado año 1.451 millones, un 154% más al incluirse las plusvalías de Urbis. Sin ellas el beneficio fue de 673 millones, con un crecimiento del 18%.