CincoSentidos

Raimunda, sin Oscar en la noche de Scorsese

'El laberinto del fauno' logra tres estatuillas y Hellen Mirren se impone a Penélope Cruz

Cinco veces nominado como mejor director y, por fin, un Oscar. El autor de Taxi driver o Toro salvaje, Martin Scorsese, entró el domingo en el club de los directores galardonados por la Academia de Hollywood. Tres de sus colegas, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg y George Lucas, se encargaron de darle la bienvenida y su estatuilla. 'Me había acostumbrado a no ganar', confesó a la prensa el director neoyorquino de 64 años, premiado por Infiltrados. La gran noche de Scorsese se completó con cuatro de los cinco Oscar a los que aspiraba su filme, alzándose como la triunfadora de la 79 edición de los premios (mejor película del año, guión adaptado, mejor montaje y el citado Oscar al director).

En la ceremonia más latina que se recuerda, la hispano mexicana El laberinto del fauno obtuvo un triunfo muy español: Oscar a la dirección artística de Pilar Revuelta y al maquillaje de David Martí y Montse Ribé. Además, la película de Guillermo del Toro se llevó el de mejor fotografía.

Penélope Cruz, con gran protagonismo durante la gala, tuvo que conformarse con aplaudir el cantado Oscar a la mejor actriz, que fue a manos de Helen Mirren por su papel en The queen. 'Es muy importante el reconocimiento que la Academia nos ha proporcionado a españoles, mexicanos, británicos y a todos los extranjeros. Se aprecia que el cine que se está haciendo es más global', declaró la británica.

Entre las grandes perdedoras del domingo (madrugada de lunes en España), Babel. Aspirante a siete estatuillas, la cinta de González Iñárritu sólo fue destacada con el premio a la banda sonora del argentino Gustavo Santaolalla, que repite Oscar tras el logrado por Brokeback Mountain.

Al teatro Kodak llegaron en coches híbridos DiCaprio y Al Gore. El actor entregó al ex vicepresidente de EE UU el Oscar por su documental: 'Gentes del mundo, hay que resolver el problema del cambio climático, no es un asunto político, sino moral. Empecemos con las energías renovables', dijo el protagonista de Una verdad incómoda, que alerta sobre los riesgos del cambio climático.

Las más bellas sobre la alfombra roja

Traje rosa palo de Versace y pendientes de Choppard. Así lució Penélope Cruz en la noche de su primera nominación al Oscar como actriz principal. El premio fue para Hellen Mirren, con vestido adornado con pedrería de Christian Lacroix.

Jodie Foster y Rachel Weisz confiaron en Vera Wang; Cameron Díaz eligió Valentino; la francesa Catherine Deneuve fue de Jean-Paul Gaultier; Cate Blanchett, de Armani y Gwyneth Paltrow del norteamericano Zac Posen.