Agricultura

El precio del aceite se estabiliza aunque sigue el riesgo al alza

El precio del aceite de oliva tiende a estabilizarse. Tras las subidas de un 75% en origen y un 44% para consumidores acumuladas en el primer semestre de 2006, las bajadas se suceden ahora en similar cuantía desde esa fecha hasta febrero. La dudas que persisten sobre la producción de esta campaña podrían dar nuevamente alas a la especulación.

La evolución de la cotización del aceite depende a partir de ahora de las lluvias de los próximos meses y de su repercusión en la producción final. Sin embargo, productores y envasadores confían en que si se cumplen las previsiones oficiales de una campaña superior al millón de toneladas, un 40% más que la anterior, las tensiones bruscas en los precios no volverán a reproducirse.

Mientras el sector todavía lucha por recuperar el 30% del consumo perdido por la espiral de precios, las estadísticas del IPC dan fe de la tendencia a la estabilización que vienen registrando de momento los precios del aceite. El pasado año, este producto, que llegó a costar más de cuatro euros por litro en origen y por encima de cinco en los supermercados, se anotó una caída del 25% a final del ejercicio, mientras que el índice de enero acaba de añadir otro descenso del 8%. En las almazaras, con un precio por litro de 2,4 euros en calidades medias, la rebaja va ya por el 44% en relación a la anterior campaña. Sin embargo, nuevamente vuelven a existir discrepancias sobre la producción de este año, lo que explica un ligero repunte en las dos últimas semanas de febrero que inquieta al sector. Una parte de los productores creen ver indicios de que la campaña será menor a la estimada y desencadenará una nueva espiral de precios, mientras que los envasadores esperan una producción cercana a 1,4 millones de toneladas, lo que a su vez, podría hundir los precios por exceso de oferta si se mantiene la pauta de reacción.

Fuentes de la industria, que sólo dan por recuperada una parte del consumo, aseguran que en estos momentos no hay ningún motivo más que la especulación que explique la leve subida de los últimos días. 'Todo el mercado debe entender que lo deseable para todos es la estabilidad y variaciones mínimas inferiores al 10%', insisten las fuentes de los envasadores. Otra parte de los industriales culpa de la especulación a los intermediarios que han proliferado en el sector.

También los productores dicen perseguir la estabilidad y acusan a la industria de 'sabotear' todos los instrumentos que han intentado para controlar los precios. Exigen 'coherencia y transparencia', y que se trasladen al consumidor tanto las subidas como las bajadas.