Aguas

El beneficio de Agbar cae un 34% por los extraordinarios

Agbar registró un beneficio neto atribuido de 167,25 millones de euros en 2006, lo que representó una caída del 33,7% respecto al obtenido en el ejercicio anterior. Esta situación se debió a la reducción de los resultados extraordinarios positivos en un 22,9%, hasta los 107 millones, al aumento de la carga fiscal y a una mayor participación de los socios minoritarios en el resultado.

Este último capítulo se incrementó un 63,8% (140,8 millones) por el pago a los socios que se incorporaron en Aguas Andinas, Applus y Adeslas. Los ingresos del ejercicio se situaron en los 3.121,8 millones, con un aumento del 13,6%, gracias a los incrementos de actividad registrados en los negocios tradicionales del grupo, especialmente en el del ciclo integral del agua, que se incrementó un 45,7%.

Por otra parte, Layetana suscribió a finales de diciembre pasado una póliza de cesión de arrendamiento financiero y garantías con la entidad Azurelau, por la que Layetana transmitió el contrato de alquiler sobre el edificio de la Torre Agbar. Tras esta operación, Azurelau se convierte en subarrendadora frente a Agbar.