'Telecos'

PT contraataca a Telefónica al lograr el respaldo de su tercer socio

Telefónica declaró la guerra y Portugal Telecom (PT) le ha respondido. La operadora lusa dio el viernes un golpe de efecto al ganarse el respaldo a su postura y el rechazo a la opa hostil de Sonae de su tercer accionista, el banco estadounidense Brandes.

Quedan siete jornadas para el día D, el momento en que los accionistas votarán en la decisiva junta llamada a desvelar si Portugal Telecom mantendrá sus blindajes frente a Sonae o los levantará. Si gana lo primero, la opa hostil será, con mucha probabilidad, historia; si vence lo segundo, el ex monopolio portugués de telecomunicaciones cambiará, posiblemente, de manos.

Y con el tiempo como enemigo, la carrera de las dos contendientes por ganar respaldos es contrarreloj. Sonae logró una muesca muy importante el jueves, con el apoyo público de Telefónica. Pero Portugal Telecom le marcó un gol por la escuadra el viernes. La opada cuenta con el respaldo del banco de inversión estadounidense Brandes, tercer socio de la operadora, ajeno a las peleas nacionales y teórico defensor en exclusiva de los derechos de sus inversores. Los 10,5 euros que ofrece Sonae le parecen poco: 'Están significativamente por debajo del valor de Portugal Telecom'.

A una semana de la junta, estos movimientos demuestran que la guerra entre los grandes accionistas de PT se ha desatado. Los gestores de la operadora lusa cuentan desde el inicio de la batalla con el Banco Espírito Santo (BES), segundo accionista con el 8,08%. Del lado de Sonae se puso Telefónica, con el 9,96% de participación, aunque igual que el BES, su posición no sólo se centra en la contraprestación ofrecida en la opa -10,5 euros por acción-, sino que tiene otros intereses -como el control de Vivo, por ejemplo-.

TELEFÓNICA 3,01 -1,47%

Brandes es el primer gran representante de inversores particulares que se decanta. Tiene el 7,4% del capital. También respaldan a PT la Fundación José Berardo y Ongoing Strategy, ambos con cerca del 2%. La suma de apoyos oficiales es del 19,5% para Portugal Telecom. Al igual que el anuncio de Telefónica hizo presagiar una victoria de la opa hostil de Sonae, el de Brandes ha llevado a pensar lo contrario. Las acciones de Sonae se desplomaron el viernes en Bolsa, aunque PT, por mucho que digan sus gestores, sigue cotizando por debajo de los 10,5 euros ofrecidos.

Telefónica tiene mucho que perder si PT triunfa sobre Sonae. La española ha quemado sus naves, así que la alianza con la portuguesa tendría que disolverse y es posible que Telefónica incluso tuviera que salir de Vivo.

Por eso, la junta del próximo día 2 es vital para ella. Una mayoría cualificada de los accionistas que asistan tiene que aprobar la eliminación del límite de derechos políticos del 10% para Sonae. Todo dependerá de que la opadora movilice a los socios para que acudan y, según afirma, está hablando con todos.

Cesky celebra en Bolsa las buenas perspectivas

La filial de Telefónica en la República Checa celebró en Bolsa sus previsiones hasta 2010. La subida fue del 3,6%, lo que deja a Cesky en su punto más alto en seis años. Según las previsiones, los ingresos crecerán entre el 1% y el 4% cada año, con un incremento del 1% al 3% en el Ebitda. En Eslovaquia, Telefónica cuenta con cerrar el año con un 5% de cuota. Además, la operadora confirmó que venderá inmuebles en Chequia para recaudar fondos.

En Italia, mientras, Generali ha duplicado su participación en Telecom Italia hasta el 4,06% en plenas negociaciones de Pirelli con Telefónica para la entrada de la española en el capital.