Datos

El precio de la renta fija de EE UU baja tras repuntar la inflación

Los datos de inflación publicados ayer en EE UU no gustaron en el mercado de deuda. El IPC aumentó más de lo esperado en enero, lo que provocó una caída de precios en la renta fija a medida que perdía fuerza la expectativa de que la Reserva Federal baje los tipos de interés en los próximos meses. Así, la rentabilidad del bono a 10 años, que se mueve a la inversa que el precio, repuntó hasta el 4,69%.

La inflación aumentó un 0,3% en enero debido a los incrementos de precios en alimentación, sanidad y transporte aéreo, mientras que la subyacente, aquella que excluye alimentación y energía, repuntó un 0,3%, cifras superiores al 0,1% y al 0,2% esperados por el mercado. La inflación interanual quedó así en el 2,7% en enero.

Estos datos provocaron que la deuda cayera al mostrar que la inflación no remite tan rápido como anticipaban las autoridades. De hecho, el propio presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, animó el rally reciente de la deuda cuando declaró la semana pasada que las presiones inflacionistas estaban remitiendo.

En cualquier caso, al calor de los últimos datos de inflación, los mercados de futuros retrasaron las apuestas a favor de una bajada de tipos en EE UU. Así, estos reflejaban ayer una probabilidad de un recorte antes de agosto del 25% frente al 32% de la víspera.

Actas

¦bull; Las actas de la última reunión de la Reserva Federal publicadas ayer mostraron que la inflación continúa siendo 'la principal preocupación' de la autoridad monetaria. Reflejaban, asimismo, el riesgo de que la inflación no se modere al ritmo deseado.