Inversión

Las ampliaciones de capital abren la puerta a compras con descuento

Entrar en Montebalilto, Dogi o Service Point con acciones nuevas es hasta un 17,8% más barato

Las ampliaciones de capital en las que están inmersas Montebalito, Service Point Solutions (SPS) y Dogi son una oportunidad para los especuladores. Ahora mismo, entrar en estas compañías comprando derechos supone un descuento que va del 3% al 17,8% respecto a la cotización a la que finalizaron ayer.

Y es que adquirir una compañía en Bolsa puede llegar a tener distintos precios en función del método con el que se entre. Lo que está sucediendo con las empresas que están en periodo de suscripción en sus respectivas ampliaciones de capital es un buen ejemplo.

De nuevo, la atención se la lleva Montebalito. La inmobiliaria canaria, que es noticia por su escalada en vertical desde comienzos de año, constituye un buen ejemplo. Sus títulos cerraron ayer a 25,57 euros, pero el precio al que teóricamente podrán comprar quienes opten por entrar a través de la ampliación de capital por 50 millones de acciones es notablemente más barato. Al menos respecto a los precios de ayer.

Se necesitan dos derechos -que concluyeron la jornada a 5,51 euros- para adquirir una de las nuevas acciones, por las que se abonará una prima de 10 euros. Por lo tanto, los nuevos títulos valen, por esta vía, 21,02 euros, lo que supone un descuento de nada menos que el 17,8%. Una situación que es calificada de 'especulación pura y dura' por un operador, que indica, además, que la interpretación es que el mercado espera una caída de los títulos una vez concluida la ampliación.

También se producen descuento significativos en las acciones nuevas de Service Point Solutions y Dogi, pero de menor magnitud. El de la primera alcanza el 4,06% y el de la segunda se queda en el 3,07%. La compañía de reprografía emitirá 31 millones de títulos para pagar un préstamo puente que asumió para financiar la adquisición de Cendris Document Management. Por su parte, el grupo textil anunció que emitirá 15,13 millones de nuevas acciones con la finalidad de 'financiar las nuevas inversiones que tiene previsto realizar a corto y medio plazo', como la 'compra de EFA Holdings, el traslado de la planta española a su nueva ubicación en El Masnou y la puesta en marcha de la fabrica de la joint venture en Sri Lanka'.

Mariano Sancho, director de Renta Variable de Riva y García, explica que 'es normal que la entrada en compañías a través de los derechos sea más barata que si se compran acciones en mercado por el mayor riesgo que se corre'. Una vez concluido el plazo de suscripción ha de pasar un periodo de tiempo hasta que comiencen a cotizar los nuevos títulos. 'Puede oscilar desde una semana semana, en el mejor de los casos, hasta un mes', según Sancho. En ese tiempo el inversor estaría atado de pies y manos, pues no podría deshacerse de las acciones ya que aún no estarían cotizando en Bolsa.