CincoSentidos

Vestiditos para lucir rodillas bonitas

Las rodillas femeninas pertenecen a ese tipo de cosas que difícilmente admiten término medio. Como diría Mae West, cuando las rodillas de mujer son bellas son muy bellas, pero cuando no lo son...

La última colección de Miguel Palacio, presentada ayer en Pasarela Cibeles y donde el vestido -más bien corto- fue el rey indiscutible, es perfecta para mujeres orgullosas de sus rodillas y resulta desaconsejable para aquellas conscientes de que sus extremidades inferiores no son su punto fuerte. Los pequeños vestidos, que se despegan del cuerpo cortados sobre el pecho, y las faldas hiperfemeninas que Palacio subió a la pasarela convirtieron su desfile en un homenaje a la armonía y la belleza. Un delicado trabajo de aplicación en las pecheras con formas redondeadas fue el hilo conductor de la colección, en la que el diseñador también llevó estas formas a sus otras prendas, realzadas con botones similares a bolitas de chocolate. Llamó mucho la atención su uso de la pasamanería y los detalles de palleté en amarillo y coñac que colocó en los bajos de los vestidos.

Si las mujeres de rodillas poco aptas para la exhibición pública deben huir de los vestidos cortos, no ocurre lo mismo con otras muchas opciones de la próxima temporada otoño-invierno. Es el caso de las creaciones de Jesús del Pozo, quien ayer desplegó en Cibeles un panorama completamente invernal, entre arboles helados y copos de nieve. Su propuesta: una mujer inspirada en las pinturas de Gustav Klimt, que se cubre con múltiples capas de tejidos gruesos para protegerse del frío.

Con su habitual política de llamar la atención sobre elementos ajenos a su colección, más que sobre sus creaciones, llegó David Delfín. Propuestas masculinas alternadas con las mantas de embalaje con las que vistió a algunos de sus modelos, a las que colgó sillas de madera a modo de mochila, bolso o sombrero.

El lujo llegó después, con Amaya Arzuaga. Sedas plastificadas, amplios acolchados, gruesos ochos de lana que cruzan las prendas y gruesas cremalleras que dan estructura a las chaquetas son parte fundamental de una colección en la que gustó el satén flame, usado en vestidos, como el pelo de caballo y las plumas auténticas.

Lydia Delgado, con una brillante colección inspirada en Las Bostonianas, de Henry James, y Victorio & Lucchino cerraron la jornada con sendos desfiles. Los sevillanos presentaron Couture y olé, nombre para una colección muy elaborada que 'juega con el estudio de patrón para que se vaya entrelazando en el cuerpo salvando sitios, favoreciendo otros', explicó Lucchino.

El Mago de Oz

¦bull; El delicioso mundo de Oz, creado por el estadounidense L. Frank Baum, ha servido de inspiración al diseñador Ion Fiz, quien presentó ayer su nueva colección en la ampliación del Museo Reina Sofía. Al margen de Pasarela Cibeles, Fiz organizó un desfile inspirado en los personajes de este libro infantil. La versión cinematográfica de la historia, llevada a la pantalla por Víctor Fleming en 1939, aportó las principales referencias estéticas de la colección. Ya en Pasarela Cibeles, la asociación Women Together organizó ayer un desfile con seis firmas latinoamericanas procedentes de cinco países -Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay- que trabajan con comunidades de artesanos en sus respectivos países para impulsar el mayor desarrollo económico posible de sus regiones.