CincoSentidos

La gran plataforma del arte actual

La gran plataforma del arte actual
La gran plataforma del arte actual

El coleccionismo español ha crecido con Arco, la feria que entre el 15 y el 19 de febrero vuelve a confirmarse como la gran plataforma de arte contemporáneo internacional. El coleccionismo -institucional, privado y corporativo- es uno de los ejes fundamentales del programa de la 26 edición, elaborado por la nueva directora de la feria, Lourdes Fernández. La organización ha dirigido sus esfuerzos a conseguir una mayor internacionalización y calidad de la oferta. Le ayudarán en el empeño las 49 nuevas galerías de prestigio internacional que se incorporan a la feria -tres españolas-.

Arco (pabellones 7 y 9 de Ifema. Feria de Madrid. www.ifema.es) concentra la oferta de 271 galerías, de ellas 84 son españolas y 187 acuden en representación de casi 30 países. Destaca la presencia de Alemania y Austria (país invitado en 2006), así como de Latinoamérica, junto con Asia, mercados prioritarios. Con Corea, invitado de honor en 2007, llegan 14 galerías. Brasil, con 13, ofrece un adelanto de la que será su presencia en 2008 como invitado de honor.

Los profesionales muestran una amplio abanico de obras que abarcan las más diversas tendencias artísticas: desde las Vanguardias hasta la actualidad, en soportes tanto tradicionales como ligados a las nuevas tecnologías, de la mano de unos 3.000 artistas consolidados y emergentes. Una oferta para todo tipo de inversores, desde el recientemente iniciado hasta el más ambicioso. Este año, como novedad, los compradores tendrán el espacio abierto en exclusiva durante dos jornadas y media (hasta las 14 horas del viernes 16) con el objetivo de que puedan contemplar en primicia las obras y realizar sus adquisiciones en un ambiente profesional.

Casi 50 galerías nuevas refuerzan en la actual edición el objetivo de calidad

En Arco, hay obras de Francis Bacon, consagrado recientemente como el artista de posguerra más cotizado (su cuadro Study for Portrait II fue vendido el pasado 8 de febrero en Christie's por 21,2 millones de euros), pero también de artistas como Pauline Fondevila o María Ortega, que no superan los 200 euros.

En el rango más alto de cotización, la Galería Marlborough muestra una selección de autores como Manolo Valdés, Botero, Chirino, Genovés, Luis Gordillo, Lucio Muñoz o Picasso. De Bacon ofrece Study from the human body figure in movement, de 1982, valorado en más de 9,5 millones de dólares (más de 7,2 millones de euros).

La neoyorquina Edward Tyler Nahem Fine Art, que trabaja con pinturas, esculturas y fotografías de la Vanguardia histórica, post Vanguardia y arte contemporáneo, trae figuras clásicas del arte moderno como Jean Arp, Miquel Barceló, Alexander Calder, Roy Lichtenstein, Pablo Picasso, Robert Rauschenberg, Mark Rothko, Ed Ruscha o Andy Warhol. Entre sus obras más valoradas, una composición vertical de Jackson Pollock, que cuesta unos 2,5 millones de euros y una escultura de Richard Serra, un octógono de metal de grandes dimensiones, con un precio aproximado de 2 millones de euros.

Por debajo del millón de euros, una antorcha cortada de acero del estadounidense Richard Tuttle, valorado en 750.000 euros, en la galería Kent de Nueva York. Por 420.000 euros, la obra en madera Argi-hiru-zubi, del artista Remigio Mendiburu, en la galería española Salvador Díaz. La galería austriaca Hubert Winter muestra una obra realizada por Fred Sandback en 1997, con un precio de 250.000 euros, mientras que un collage de El Lissitzky cotiza en 200.000 euros en la berlinesa Kicken, el mismo precio que la mezcla de pintura y collage titulada Dame a la robe brodée, de Antoni Clave, que se puede contemplar en el espacio de Joan Gaspar. En Helga de Alvear, un acrílico en madera de Katharina Grosse, realizado en 2006, alcanza la cifra de 150.000 euros.

Los trabajos que oscilan entre 20.000 y 100.000 euros predominan en la feria. Por ejemplo, la impresión Audience 5, de 2004, del artista Thomas Struth -el Museo del Prado presenta actualmente una instalación suya- que estará a la venta en el espacio de la galería Rüdiger Schöttle por 90.000 euros. De Richard Serra, la barra de óleo y serigrafía Double Black, a la venta por 60.000 euros en La Caja Negra, y de Carlos Irijalba, la escultura æoelig;berlegung, realizada con piezas de Volkswagen Golf valorada en 30.000 euros, en el stand de Juan Silió, dentro del espacio Proyectos.

Un soporte que se ajusta a presupuestos modestos es el fotográfico. En Arco, se pueden adquirir obras de precios que oscilan entre los 21.000 euros de la fotografía a color de gran formato Stadt 12/41 Berlín, realizada en el año 2005 por el artista Frankk Thiel (Helga de Alvear) y los 400 euros de Gueiko e Maiko, fotografía de Margarida Correia expuesta por la portuguesa Galeria 111.

Las obras de arte más emergente y en soportes menos tradicionales, que encajan principalmente en la filosofía de los espacios Proyectos y The Black Box, son cada vez más valoradas. Un ejemplo es el vídeo en formato 16/9 de 9 minutos de duración titulado Secret Strike, de 2006, de la artista Alicia Framis, a la venta por 24.000 euros en Helga de Alvear.

Corea y Nam June Paik

El arte coreano contemporáneo tiene una historia corta, de escaso medio siglo. Desde entonces, sus señas de identidad ha sido una disyuntiva entre la tradición y la modernidad. Uno de los artistas que mejor lo ha reflejado ha sido Nam Yune Paik (Seúl 1932-Miami 2006), considerado el padre del videoarte.

El programa dedicado a Corea le presta atención especial a través de una retrospectiva en la Fundación Telefónica (Gran Vía, 28. Madrid. Hasta el 20 de mayo).

Nam June Paik y Corea: de lo fantástico a lo hiperreal muestra la pluralidad de significados que para él suscitó Corea y cómo fue seleccionando sentimientos y figuras históricas de su país para incorporarlas a su obra, en la que se encuentran lo global y lo nacional.

La comisaria Hong-hee Kim ha reunido cerca de 70 obras procedentes de instituciones y colecciones coreanas nunca antes expuestas fuera de este país.

Entre ellas, Communication/Transport, antiguo carruaje de aspecto ridículo que ejemplifica la cuestión de la comunicación y el transporte; Tangun, as a scythian king, King Moonyung, Grandfather y Grandmother, pertenecientes a la serie de robots; Dolmen y hundred-and-eight torments, instalaciones compuestas por varios monitores que proyectan imágenes que recuerdan a Las Vegas; y Buddha TV, autorretrato en un monitor.