Investigación

La trama de sobrecostes de Terra Mítica sale a la luz

La Generalitat pagó facturas que los accionistas privados rechazaron.

La investigación abierta por la Agencia Tributaria por un presunto fraude del IVA en el que está implicado el propio parque así como varias empresas que participaron en la construcción, ha acabado por destapar una trama mucho más compleja y que empieza a iluminar las sombras que tiene la construcción del parque temático impulsado por Eduardo Zaplana. Y es que durante el tiempo en que duraron las obras, el trasiego de dinero, especialmente público, fue enorme, sin que se sepa con seguridad dónde acabó y por qué acabó allí.

Según el último informe de la Agencia Tributaria, la empresa pública Sociedad Parque Temático de Alicante, participada al 100% por la Generalitat y accionista de Terra Mítica, pagó facturas de sobrecostes que los accionistas privados del parque habían rechazado. La trama, aunque es aparentemente sencilla, ha permanecido oculta hasta que cuatro denuncias anónimas llegadas a Hacienda, han puesto luz sobre el asunto.

El informe de la Agencia Tributaria, trasladado a la Fiscalía, señala que varias empresas que participaron en la construcción del parque facturaron sobrecostes de más de 8,5 millones de euros a Terra Mítica. La queja de algunos consejeros por estos incrementos injustificados de lo presupuestado, según la explicación que da una de las denuncias a las que Hacienda da credibilidad, provocó que las empresas devolvieran estas cantidades a Terra Mítica alegando 'error en las mediciones y falta de calidad de la obra'.

Sin embargo, las empresas no dejaron de cobrar esta cantidad. Según el informe de la Agencia Tributaria, las devoluciones venían a nombre de las empresas que habían facturado de más, pero el Número de Identificación Fiscal (NIF) que usaban en esas devoluciones era el de la SPTA. Es decir la Generalitat Valenciana pagaba a las empresas para que éstas pudieran hacer las devoluciones a Terra Mítica. Cómo justificaba SPTA estos pagos está aún por aclarar -el proceso judicial aún está en fase inicial- aunque todo apunta a una serie de facturas que se giraron a SPTA por trabajos que no se realizaron.

La montaña rusa

Los casos que más documentados están, ya que las denuncias anónimas han aportado fotocopias de facturas y otros documentos, son los que afectan a la relación entre Terra Mítica y distintas filiales del grupo Cobra (filial de la constructora ACS). Las denuncias también imputan irregularidades a otras contratistas del parque como la UTE Terra Verd, formada por Lubasa, Hormigones Martínez y C3, esta última propiedad de Vicente Conesa, empresario ligado a Zaplana y al que se apunta como pieza clave en el entramado.

Un ejemplo del funcionamiento de la trama es el de la construcción de la montaña rusa de madera, una de las imágenes emblemáticas del parque. Para su construcción se contrató a Cobra Instalaciones y Servicios. Al contrato original siguió un segundo para modificar la atracción y un tercero para reforzar la estructura. Además, la empresa añadió otras facturas por el vallado perimetral, por la pintura, por la electricidad, además de otros 'trabajos adicionales'. Todo durante el año 2000. Pero a principios de 2001 Cobra Instalaciones devolvió a Terra Mítica 850.000 euros por 'error en medición y falta de credibilidad', una devolución con el NIF de SPTA. En algunos casos, la empresa que hacía la devolución aún no había cobrado de Terra Mítica.

Empresas fantasmas

Hasta diez empresas vinculadas a la construcción de Terra Mítica y que están siendo investigadas por la Agencia Tributaria por su participación en un fraude de IVA no existen realmente. La policía buscó a estas empresas en los domicilios que aparecían en sus datos y sólo encontró viviendas particulares.

Pero al margen de la investigación por delito fiscal, también hay otro sumario abierto tras la grabación que hicieron dos diputados del PSOE a dos empresarios implicados en el caso que aseguran que pagaban comisiones a Vicente Conesa, un empresario también implicado, por la adjudicación de obras y que éste les afirmó que Zaplana se llevaba parte de ese dinero. El ex presidente de la Generalitat ha denunciado por calumnia a los empresarios, pero no ha podido evitar que el vídeo se tenga en consideración.

El PSOE ha exigido a la Generalitat, del PP, que asuma responsabilidades por el caso.