Congreso de telefonía móvil 3GSM

Fujitsu lanza una máquina dispensadora de móviles

Si la obsesión de las operadoras es que los usuarios de móvil accedan al contenido en cualquier momento y lugar, los fabricantes quieren que la compra de terminales sea factible en el instante que el usuario siente el impulso de compra. Fujitsu ha creado la primera expendedora de móviles, ideal para aeropuertos y centros comerciales.

Similar a los terminales de vending que expenden refrescos y bocadillos pero con la peculiaridad de que distribuyen teléfonos móviles. Futijsu ha utilizado el salón de telefonía móvil 3GSM, que cierra hoy sus puertas en Barcelona, para presentar en sociedad un aparato que marcará un antes y un después en la distribución y compra de móviles. La máquina desarrollada vende terminales y accesorios de telefonía móvil de manera similar a las máquinas de vending tradicionales.

La compañía ya ha puesto al alcance del público este alternativo sistema de comercialización de teléfonos en diversas tiendas Vodafone de Gran Bretaña, donde el sistema funciona de manera experimental con el nombre de Quickphone. El producto, denominado i-vending, está pensado principalmente para instalarse en centros comerciales, aeropuertos o estaciones de tren, según explica Keith Gornall, responsable de desarrollo de negocio de la firma. Gornall explica que están negociando para incorporar los modelos de diversos fabricantes a la máquina, que distribuía en la feria productos de Motorola.

El directivo puntualiza que la máquina expendedora está pensada 'para que sea posible adquirir teléfonos en situaciones de emergencia, ya sea por la pérdida del aparato o porque se agotó la batería'. Este hecho implica que los móviles disponibles tengan las funciones básicas. El coste de los terminales oscila entre las 20 y las 70 libras (entre 29,8 y 104.4 euros) y el pago puede realizarse a través de tarjeta de crédito o monedas. Gornall asegura que su i-vending es el primer producto de estas características que se desarrolla en Europa y prevé que en España 'el sistema sea una realidad pronto'.

Venta alternativa con aspiración global

Fujitsu confía en el potencial de su prototipo, poniendo en relieve los datos de ventas que alcanza el vending en países europeos. En el mercado británico, el primero en el que la compañía japonesa se ha decidido a lanzar este canal de venta alternativo, las máquinas automáticas comercializaron productos por valor de unos 4.300 millones de libras (6.417 millones de euros). La compañía, que puso en el mercado sus primeros kioscos de móviles en la ciudad de Manchester, tiene en mente llegar a acuerdos para que el sistema de venta automática sea una realidad en Estados Unidos, China. Gornall asegura que sólo existe un producto similar a su i-vending en el mercado norteamericano, donde existe un dispensador de los famosos Ipod de Apple en diversos aeropuertos del país.