Transporte

Madrid tutela las aerolíneas de bajo coste y paga su publicidad

La Comunidad de Madrid ha decidido dar la vuelta a las escasas cifras de vuelos de bajo coste que recibe respecto a otras regiones, impulsando la entrada de este tipo de aerolíneas y participando de sus campañas publicitarias. Como primer paso, ha convencido a Easyjet para que establezca su base en Madrid-Barajas, que hoy se inaugura.

El gasto del turista en Madrid por día (140 euros) es superior al desembolso diario de los extranjeros en otras comunidades. El turismo crece un 12% anual en la capital, pero sin embargo, no es la región que recibe mayor número de turistas a través de aerolíneas de bajo coste, dice el consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val.

A Barcelona llegan 2,3 millones de extranjeros mediante low cost, mientras que Madrid solo recibe 1,1 visitantes a través de este tipo de compañías. De cada tres turistas que vienen a España, uno llega en una low cost. A Madrid, ese porcentaje es mucho menor: uno de cada diez visitantes vienen en estos vuelos baratos.

Ante este retraso, Madrid ha decidido impulsar la entrada de aerolíneas de vuelos económicos. Concretamente, ha reconocido su intervención en la creación de la nueva base de operaciones de la compañía británica Easyjet, que hoy se inaugura. 'Nos dirigimos a todas las aerolíneas para que entren en la Comunidad. Al final, convencimos a Easyjet para que se instale con su centro de operaciones en Barajas'.

Del Val asegura que convencieron a la británica sólo mostrándole 'los beneficios que aquí pueden obtener para su actividad, sin necesidad de recurrir a las subvenciones, como hacen otras autonomías', señala.

La Comunidad de Madrid no dará subvenciones pero financiará de alguna forma sus campañas de publicidad. Las acciones promocionales hablarán sobre el destino de la capital en otros lugares del exterior, pero también se incluirán en ellas las marcas de las aerolíneas de bajo coste. Parte de estas campañas irán financiadas por las compañías y parte por la Comunidad. Del Val no ha precisado el presupuesto total que destinará a estas acciones conjuntas pero en cada una de ellas desembolsará 300.000 euros.

A cambio, añade Del Val, Madrid obtendrá un mayor número de visitantes, lo que supondrá un alza de la demanda, mayores ingresos y nuevos puestos de trabajo. La apertura de la base de Easyjet en la capital supondrá 720 nuevos empleos directos y casi 10.000 indirectos, prosigue. Sus rutas llegarán a 16 destinos nuevos y llegarán a transportar a dos millones de turistas.

A Easyjet le siguieron en efecto dominó otras compañías como Ryanair y Vueling. La aerolínea irlandesa se adelantó a su rival con 124 nuevos destinos el pasado diciembre.

La Comunidad de Madrid intercedió en el concurso interno de Easyjet para montar su base de operaciones en el que también intervinieron otras ciudades interesadas en ubicar este centro. Entre ellas se encontraban Milán, París o Atenas. Varias circunstancias favorecieron Madrid frente a sus competidoras: 'Ha elevado el número de turistas un 50% en los tres últimos años, el mismo porcentaje en que ha subido el de hoteles'.

El turismo 'low cost' no es de mochileros

Merry del Val cree que el turismo que procede de aerolíneas de bajo coste no es menos consumidor que el que viene a través de aerolíneas tradicionales. El 69% de este tipo de viajeros tiene ingresos medios y el 20% cuenta con rentas superiores. 'El turista de low cost prefiere gastar menos en el vuelo y más en el destino, e incluso puede ser un profesional que elija estas compañías porque en algunos casos son más puntuales', señala el consejero de Economía. Hoy la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, inaugurará la base de Easyjet en Barajas (Madrid). La empresa británica elevó un 14,9% sus ingresos en el último trimestre de 2006 que se corresponde con el primer trimestre de su ejercicio. Ingresó 555,8 millones de euros. Asimismo, en este periodo la aerolínea transportó 8,1 millones de pasajeros, un 9,8% más.