Vivienda

Las ayudas del próximo plan irán al alquiler

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, sorprendió ayer al proponer la paulatina desaparición de las ayudas públicas a los pisos protegidos en propiedad y destinar esos recursos a promover el alquiler.

El objetivo de este cambio radical en la filosofía que ha caracterizado a los planes cuatrienales de vivienda es promover la creación de un parque estable de casas protegidas en alquiler, tal y como existe en los principales países europeos.

Trujillo realizó este anuncio ayer en una comparecencia ante los medios de comunicación durante la celebración de la Conferencia Sectorial de Vivienda y explicó que esas casas estarían a disposición de aquellos ciudadanos que cumplan los requisitos de renta y situación familiar que establezca el Gobierno en su día, por lo que no se destinarán únicamente a los jóvenes.

Según Trujillo, con esta medida se pretende conseguir que la proporción de VPO en alquiler sea 'infinitamente superior' al de este tipo de casas en propiedad una vez se ejecute el plan.

La ministra insistió en que estas viviendas protegidas en alquiler se destinarán a los ciudadanos 'que las necesiten', de forma que aquellos que no se encuentren en esta situación podrán seguir acudiendo a las 'muchas opciones' existentes en el mercado libre.

Fuentes del Ministerio confirmaron que las comisiones de trabajo encargadas del diseño del próximo plan comenzaron a constituirse ayer durante la primera reunión del Consejo Nacional del Plan de Vivienda para empezar a trabajar en el proyecto.

Madrid mantendrá la compra

Fuentes de la Comunidad de Madrid mostraron a este periódico ayer su sorpresa por el anuncio de la ministra. 'Primero porque no lo hizo en el transcurso de la conferencia sectorial, sino sólo a los periodistas, y segundo porque entendemos que debería ser una propuesta a consensuar con las comunidades autónomas', aseguraron. La Comunidad de Madrid confirmó que en su plan mantendrá los distintos tipos de ayudas al alquiler, la compra y la rehabilitación de viviendas, 'porque en la diversidad creemos que está el éxito de nuestro programa'.

Durante el encuentro con los consejeros autonómicos, Trujillo les pidió un 'esfuerzo final' en relación a la ejecución del plan 2005-2008. Así, la ministra explicó, a modo de ejemplo, que en Madrid no se están tramitando las ayudas de 6.000 euros a fondo perdido para los propietarios de viviendas en alquiler, ni los 240 euros mensuales durante dos años para inquilinos. Desde la comunidad presidida por Esperanza Aguirre se asegura que las ayudas de 6.000 euros se están tramitando, pero registran el lógico retraso que supone 'el hecho de que la ayuda va vinculada a un proyecto de rehabilitación para arreglar los desperfectos de la casa que se prevé alquilar'. En cuanto a las subvenciones a los inquilinos, las mismas fuentes recuerdan que sólo se otorga 240 euros al mes a aquellos ciudadanos que ganen menos de 20.000 euros anuales y cuyo alquiler no supere los 620 euros por un piso de 90 metros cuadrados y en Madrid ese precio prácticamente no existe, por ello no estamos tramitando estas ayudas.

Trujillo también dio un 'tirón de orejas' a la Generalitat de Cataluña por la 'dificultad' que parece estar teniendo su Ejecutivo para conseguir suelo donde promover VPO.

Las últimas cifras de la discordia

Los últimos datos publicados por el Ministerio no dejan lugar a dudas de que la vivienda protegida también prefiere la propiedad frente al alquiler. Según informó Vivienda durante la presentación de la última estadística de precios, del total de VPO iniciadas en 2005, el 75,9% fueron en propiedad, el 22,6% en alquiler y el 1,5% restante fueron autopromovidas.