'Telecos'

El mercado duda de la alianza entre Telefónica y Telecom Italia

Telefónica y Telecom Italia confirmaron esta semana que discuten una posible alianza estratégica. Los expertos creen que es improbable que se materialice el acuerdo porque no ven sinergias. Dicen, además, que no tiene sentido que la teleco española invierta para obtener una participación mínima en la italiana.

El mercado sigue a pie juntillas cada paso que da Telefónica. El último se ha confirmado este mismo lunes, y apunta a una posible alianza estratégica entre la operadora española y Telecom Italia (TI). Todavía no hay acuerdo firme, pero las dos partes han reconocido estar en conversaciones. En Bolsa, la reacción ha sido dispar: en dos días Telefónica cae el 0,64%, y TI gana el 2,49%.

El probable pacto entre las dos empresas conllevaría la entrada de Telefónica en el capital de la italiana, aunque con una participación mínima. Sería a través de Olimpia, una sociedad holding de la que Pirelli tiene el control de Telecom Italia con un 80% del capital.

Los informes de los analistas que se han publicado tras el anuncio discurren bajo los mismos términos: no hay confianza de que esta iniciativa se materialice. Citigroup la califica de improbable, aunque reconoce que no es imposible. 'Telefónica podría pagar 850 millones de euros por el 30% de Olimpia, sin contabilizar los 2.800 millones de deuda neta. El precio de la adquisición es compatible con el límite impuesto por Telefónica de gastar 1.500 millones de euros en el año. Pero nuestra pregunta es por qué pagaría esa cantidad, y con prima, para una participación pequeña', dicen. El banco tiene una recomendación sobre TI de vender y un precio objetivo de 2,1 euros por acción (-8%). El consejo de Telefónica es de compra, y la valoración, 19 euros (11,5%).

TELEFÓNICA 6,38 2,18%

A Goldman Sachs le parece dudoso que 'Telefónica esté interesada en conseguir una participación que no le daría poder en la compañía y donde las sinergias no están claras'. Además, destacan el hecho de que el Gobierno haya manifestado su interés de que el control de la empresa se quede en manos italianas'.

Ahora bien, en caso de que Telefónica entrara en el capital de Telecom Italia, los analistas dicen que la acción de la española sufriría. 'El débil comportamiento que ha seguido Telefónica en los últimos 15 meses ha sido debido a la inesperada compra de O2. La operadora puso unos límites para operaciones de fusión o adquisición para este año y la acción debería caer si esos criterios se relajan, particularmente si se hacen operaciones sin sinergias'.

Telefónica ganó un 26,83% en 2006 gracias al tirón del último tramo del año, pero en 2005 cayó el 8,30%, más que el sector (1,82%).

Una situación que no invita a un acuerdo

(...) Parece improbable que en la situación actual ningún operador desee entrar en el capital de la italiana'. El comentario pertenece a Ibersecurities, y la firma alude a que Telecom Italia 'se encuentra en una situación incierta, con problemas entre accionistas de referencia, sindicatos y Gobierno ante el nuevo plan estratégico en donde Telefónica podría hacer muy poco'.

La teleco italiana anunció en septiembre que segregaba la actividad de móvil en una nueva compañía y la red de telefonía fija nacional. Un día después el Gobierno cuestionó la iniciativa y pidió la dimisión del presidente de la entidad, que se materializó poco después. Se abrió una crisis, que aún dura, y que salpicó directamente a Romano Prodi, primer ministro italiano, que se vio obligado a declarar ante el Parlamento.