_
_
_
_
Seguros

La Mutua Madrileña ataca a Mapfre y cuestiona sus resultados

Mutua Madrileña desaprueba las prácticas contables de Mapfre. Su presidente, José María Ramírez Pomatta, criticó ayer que la mayor aseguradora española facilitase la semana pasada sus resultados en términos pro forma. Considera que esta práctica 'desprestigia' al sector.

José María Ramírez Pomatta, presidente de Mutua Madrileña, cargó ayer las tintas contra Mapfre. El directivo criticó la forma escogida por la mayor aseguradora española para transmitir sus resultados anuales la semana pasada.

En mayo de 2006, Mapfre se embarcó en un proceso de cambio societario. La cabecera de la entidad, Mapfre Mutualidad, dejaba de ser una mutua y pasaba a incorporarse a su filial cotizada, Corporación Mapfre, para trabajar como una única sociedad anónima. Esta transformación se ha desarrollado de forma gradual y no ha sido efectiva hasta este año.

La semana pasada, Mapfre informó que el pasado ejercicio obtuvo un beneficio neto proforma de 610 millones de euros. De estos, 330 millones corresponderían a Corporación Mapfre y 220 millones al resto de negocios.

En opinión de Ramírez Pomatta, 'no se puede presentar un balance proforma hecho con hipótesis, conjeturas y donde cualquier parecido con la realidad es coincidencia'.

Más adelante y con un ejemplar de los resultados remitidos por Mapfre al supervisor en la mano, proseguía: 'La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) debería cuidar cómo se informa si queremos ser verdaderamente un mercado transparente porque la pérdida de prestigio luego alcanza a todos y eso no es bueno'.

Desde la institución que encabeza Manuel Conthe alegan que el proceder de Mapfre es habitual. 'En situaciones excepcionales, como una fusión o una gran compra, se presentan resultados proforma para ver cuál será el efecto de la operación. Nosotros revisamos cuidadosamente la información que se aporta'. Fuentes del supervisor ponen como ejemplos los resultados de Telefónica tras la compra de O2 y de Santander con la adquisición de Abbey.

En Mapfre prefieren, una vez más, no comentar las declaraciones efectuadas por José María Ramírez Pomatta. El presidente de Mutua Madrileña ha criticado en anteriores ocasiones al grupo. En una entrevista concedida en noviembre a Cinco Días, al comparar la relación de Mutua con Banco Santander, el ejecutivo señalaba: 'no tenemos que estar tan mezclados como Mapfre y Caja Madrid, que al final uno está fagocitado al otro'. También cuestionó la estrategia americana de la entidad que preside José Manuel Martínez. Ante una posible salida de España de su compañía, Pomatta declaraba: 'No entiendo por qué me tengo que ir a Sudamérica. Los grupos españoles no pueden competir con las grandes compañías aseguradoras internacionales. Prefiero invertir aquí'.

El presidente de Mutua también se pronunció sobre la propuesta lanzada por el Ministerio de Economía de reformar el modelo de supervisión financiera. 'Me parece bien. El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tienen recursos materiales y humanos superiores a los de otros para hacer su labor de supervisión', declaró.

La compañía logra un beneficio de 607 millones

Mutua Madrileña obtuvo un beneficio neto de 607,17 millones de euros, un 26,5% más que el ejercicio anterior. Este resultado se ha visto favorecido por la carga fiscal. Las ganancias antes de impuestos de la entidad crecieron de forma más modesta, un 15,4%, y se situaron en 727,22 millones.Durante el ejercicio, la compañía incrementó su facturación por primas un 23,2% e ingresó 1.364 millones por este concepto. Este aumento se debió al crecimiento del negocio de no vida de la matriz (11,1%) y a la incorporación de la firma de salud Aresa. Por contra, el área de vida disminuyó su facturación un 24,9% debido a la incertidumbre despertada por la reforma del IRPF.El grupo que preside José María Ramírez Pomatta anotó 384.177 pólizas de nueva producción, un 2,2% más. Aresa fue el artífice de este aumento, al aportar 17.000 contratos nuevos mientras Mutua anotaba 8.200 menos que en 2005.El margen de solvencia de la entidad aumentó un 12% y continuó siendo el más alto del sector asegurador nacional, con 2.760 millones de fondos propios.En 2006, las inversiones de Mutua Madrileña se han repartido en tres áreas. Por un lado, la compañía ha desembolsado 379 millones a reforzar su actividad como compañía de seguros con la compra de Aresa y del 70,5% que no controlaba en Autoclub Repsol. El grupo destinó otros 143 millones a la adquisición de inmuebles. La mitad de este dinero fue destinado a sus nuevos locales fuera de la Comunidad de Madrid. Por último, la compañía contabiliza 642,3 millones dedicados a la adquisición de participaciones en Santander, ACS y Sacyr-Vallehermoso. Estas inversiones bursátiles alcanzan ya un valor de mercado de 844 millones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_