Ángel Martín Acebes

'El sector cultural contará para promoción exterior con 40 millones'

El responsable de Instituto Español de Comercio Exterior explica el plan específico de promoción de las empresas culturales, con el convencimiento de que éstas 'inciden como pocas en mejorar la imagen de la marca España en el exterior'.

Martín Acebes, de 56 años, dirige el Icex desde hace casi tres. Técnico Comercial y Economista del Estado, antes había trabajado en diversos destinos, incluyendo cuatro ministerios distintos. Después de un 2005 aciago para la exportación, 2006 le ha dado un respiro. El 1 de enero pasado arrancó la última de las grandes apuestas del Icex: la promoción internacional de la industria cultural española.

¿Por qué han elegido este sector como prioritario en su apuesta por la promoción exterior?

El motivo principal en el que nos basamos es la importancia de la lengua española en el mundo. Es un activo económico de valor incalculable. Según el Instituto Cervantes, hay 400 millones de hispanohablantes como lengua oficial de 20 países, y cerca de 14 millones de personas estudian español como idioma no materno. Queremos aprovechar mejor ese potencial, sabiendo que la industria cultural incide como pocas en mejorar la imagen de la marca España en el exterior.

¿En qué sentido pretenden hacerlo?

Nos basaremos en la plataforma tecnológica que supone internet. Esta herramienta abre nuevas oportunidades para difundir la producción de bienes y servicios culturales. Trataremos de ayudar a que la industria se digitalice y suministre contenidos a través de la Red. Por supuesto, la condición inexcusable para poner en marcha el plan es el talento que atesoran los creadores, diseñadores, cineastas, escritores y artistas en general de nuestro país.

¿Con qué presupuesto cuentan?

El Icex aportará 20 millones de euros en tres años, seis de ellos en 2007. Además, esperamos que entre el Instituto Cervantes, el Ministerio de Cultura, la SGAE, las comunidades autónomas y las asociaciones empresariales (Fapae, FGEE, Eduespaña, UFI, Promusicae) aporten aproximadamente otros 20 millones de euros hasta 2009. En total, el sector empresarial cultural dispondrá de unos 40 millones para promoción exterior.

¿Qué se entiende como industria cultural, a los efectos del plan?

Hay cuatro sectores incluidos: edición de libros, audiovisual, música y enseñanza de español. Entre los cuatro suman cerca de 15.000 empresas que representan entre el 2,5% y el 3% del PIB y exportan unos 1.500 millones de euros anuales.

¿Cómo se concretarán las actuaciones?

Hay actividades concretas para cada sector. El editorial es el que se encuentra más expandido, sobre todo en Latinoamérica. Queremos impulsar la internacionalización en Estados Unidos, Brasil, China, Japón y, ya en Europa, en Francia, Reino Unido y Alemania. En EE UU ya hemos lanzado un plan específico, que incluye acuerdos con bibliotecas públicas, responsables educativos sobre libros de texto, y librerías en general. Se incluye participación en ferias y misiones inversas. En otros países se harán actividades similares.

¿Y los demás sectores?

Cuentan con infraestructuras de partida menores que la del editorial. En el audiovisual vamos a dar formación, para que el capital humano conozca las posibilidades de exportación. Eso incluye un programa de becas y seminarios sectoriales. Potenciaremos la participación en ferias como Cannes o Berlín, para que sirvan de escaparate a la producción española, y también traeremos misiones inversas (por ejemplo, a la feria Madrid de Cine).

En el sector musical, el mercado en lengua española es el segundo del mundo. Bajo el lema Sounds of Spain sonidos de España participaremos en ferias junto con asociaciones sectoriales como UFI y Promusicae.

Finalmente, en servicios educativos tenemos como objetivo a los extranjeros que estudian español. Apoyaremos a las cerca de 3.000 instituciones públicas y privadas que enseñan español, trabajando con responsables educativos especialmente en EE UU y en China, Japón o Corea.

¿Está ya acotado el plan para los tres años?

No. La mayoría de actividades para 2007 ya están cerradas, pero el plan se va a revisar año a año. Hay un comité consultivo que se reunirá por primera vez de forma inminente, formado por representantes de instituciones y asociaciones, así como por dos catedráticos especializados en promoción por internet. Hemos ofrecido el plan a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Internacionalización; algunas ya están participando, y esperamos que todas se incorporen en función de sus prioridades.

Terminando con el plan cultural, en términos globales, parece que 2006 ha supuesto un respiro para las exportaciones. ¿Seguirá la senda alcista en 2007?

Con los datos que tenemos, creemos que el año pasado se cerró con un incremento del 10%, lo que representa una subida notable respecto al año anterior. En cuanto a 2007, esperamos que el incremento sea similar al del año pasado.

El Icex celebra bodas de plata con objetivos ampliados

El hoy llamado Instituto Español de Comercio Exterior cumple 25 años. Se constituyó en 1982, con el nombre de Instituto para el Fomento de la Exportación.

¿Qué ha cambiado en el entorno en este cuarto de siglo?

Para empezar, la globalización no existía, y los intercambios económicos eran mucho más limitados. España captaba inversiones extranjeras, pero su presencia en el exterior era prácticamente nula. Hoy la inversión en el exterior supera a la extranjera en España. La tasa de apertura de la economía exportaciones más importaciones partido por PIB era entonces del 28%, y hoy se ha duplicado. Incluso en términos políticos, entonces nacían las comunidades autónomas, que hoy tienen competencias muy importantes en internacionalización.

El reto del Icex es adaptarse a todos estos cambios. Si tuviésemos que elegir un nombre hoy, creo que sería Instituto para la Internacionalización de la Empresa Española. La presencia económica de las empresas españolas en el exterior ya no puede medirse únicamente en términos de exportaciones, porque la inversión directa ha cobrado una importancia fundamental. El término más adecuado sería, por tanto, internacionalización. Eso sí: no vamos a cambiar de nombre. La marca Icex está muy instaurada y funciona bien.

¿Tienen pensado algún acto en particular para celebrar el aniversario?

En noviembre organizaremos una convención sobre internacionalización con empresarios, académicos, expertos extranjeros, etc., para debatir sobre los retos de la globalización y el papel futuro del Icex. Y, por supuesto, antes del verano haremos una celebración interna para reconocer la gran labor del personal.