Productos financieros

La mejor hipoteca, por internet y para jóvenes

La banca por internet ha ajustado el diferencial de sus créditos y la tradicional centra su táctica comercial en los menores de 30 años. Pero los tipos siguen subiendo.

Ofertas hipotecarias cada vez más flexibles, pero tipos de interés más altos. Este es el panorama que se encuentran los aspirantes a comprar una vivienda, si bien ahora pueden empezar a consolarse con una desaceleración en el alza de los precios e incluso con los primeros síntomas de abaratamiento en el mercado de segunda mano de Madrid y Barcelona. Pero al margen de gangas y de un mayor margen para el regateo, el importe de la hipoteca media sigue aumentando y se coloca ya en los 144.216 euros, con un alza del 10,3% interanual, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística.

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) ya alertó en 2006 de que la prolongación de los plazos de amortización y la flexibilidad en las ofertas no iban a resultar suficientes para garantizar el acceso a los créditos hipotecarios de todos los aspirantes. Existe un riesgo de exclusión especialmente entre los jóvenes, un colectivo que la banca ha empezado a mimar con atención.

Así, las principales novedades llegadas al mercado en lo que va de año están enfocadas hacia este segmento de clientela, aunque sin perder de vista las exigencias de solvencia irrenunciables para la banca. 'La hipoteca es el producto estrella del sistema financiero y estamos haciendo un esfuerzo por llegar al máximo de clientes', resume Antón Martínez, director de marketing de BBK, la primera entidad que lanzó una hipoteca de hasta 50 años, disponible para clientes menores de 35 años. La caja de ahorros vasca reconoce que menos del 10% de sus hipotecas se formalizan a 40 años. 'La mayor parte de las hipotecas se firma a 30 años, dentro de los plazos de amortización tradicionales', añaden en BBK. La media de los créditos hipotecarios se contrata a un plazo de 26 años, según datos del INE.

El alza del euribor ha subido el tipo efectivo del 3,32% de diciembre de 2005 al 4,56% un año después, pese a la rebaja de los diferenciales

La demanda de los clientes no apura por tanto el plazo de amortización máximo disponible en el mercado, aunque uno de los principales soportes de la contratación de hipotecas sean los jóvenes, aquellos que precisamente pueden permitirse un horizonte más amplio de pago. BBVA formaliza más de 120.000 hipotecas al año, de las que la cuarta parte son suscritas por clientes de menos de 30 años. En BBK, los menores de 35 años están detrás del 54% de las hipotecas formalizadas por la caja, mientras que en Caja Duero este porcentaje se reduce al 40%.

Las rebajas en los diferenciales que se aplican sobre el euribor, principal referencia de los créditos hipotecarios a interés variable, es otra de las novedades comerciales del comienzo del año, en especial en la contratación de hipotecas por internet, donde la competencia por precio es más dura. Sin embargo, el cliente no debe llevarse a engaño ya que, si bien la rebaja de los diferenciales que aplican algunas entidades no tiene doble lectura, el euribor mantiene mientras tanto su ascenso imparable, con lo que los tipos de interés efectivos que se aplican a las hipotecas son cada vez más elevados.

El euribor se encaramó sobre el 4% a finales del pasado diciembre y no ha cedido esa cota, colocándose en máximos de agosto de 2001. Las previsiones del mercado apuntan a que continuará subiendo en los próximos meses, una situación que afectará especialmente a las hipotecas contratadas en 2003, año en que el euribor descendió a su cota más baja, el 2,014% marcado en junio.

La AHE pronostica que los tipos de interés medios de 2007 serán más altos que los correspondientes a 2001, muy cerca de los del año 2000, que son por el momento los más elevados desde la introducción del euribor como índice hipotecario. Según datos del Banco de España, el tipo de interés medio ponderado de los créditos hipotecarios alcanzó en diciembre el 4,56%, frente al 3,32% de un año antes.

Fuentes de BBVA reconocen que las perspectivas para 2007 apuntan a una moderación de la demanda de crédito hipotecario derivada del 'endurecimiento en la capacidad de acceso a la vivienda', causada a su vez por la subida de precios y alzas en los tipos de interés. 'No obstante, el ajuste en la demanda se ve compensado por las buenas perspectivas en el empleo y el aumento de demanda proveniente de no residentes', añaden en el banco.