Construcción

ACS ya conocía que la eléctrica alegaría contra su petición de derecho de voto

ACS, primer accionista de Iberdrola con el 12,3%, conocía de antemano que la eléctrica iba a presentar alegaciones contra su petición a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para que le autorice a ejercer sus derechos políticos en la junta de su participada. La cúpula de la eléctrica se lo comunicó hace unas semanas a la constructora que preside Florentino Pérez, según fuentes de la empresa.

ACS, por su parte, mantiene la solicitud formal presentada a la CNE en octubre pasado y espera la resolución del regulador. El objetivo es poder votar en las juntas con los derechos políticos acordes a su peso en cuestiones de importantes para la participada.

Iberdrola, en las alegaciones, pide que se cumpla la normativa existente. El real decreto de fomento de la productividad de 2000 impide a una empresa ejercer derechos políticos en un operador de energía cuando participa en el capital de otro competidor. ACS es primer accionista de Fenosa con el 40,5%.

ACS 21,59 -0,28%