Fútbol

El Olympique de Lyon ya juega en la Bolsa

El Olympique de Lyon es el primer club de fútbol francés que cotiza en Bolsa. Se suma, así, a los 27 clubes europeos que también juegan en el parqué bursátil. Los socios han gozado de preferencia para hacerse con las casi cuatro millones de acciones que se han puesto en el mercado a 24 euros. Aun así, la demanda ha sido seis veces superior a la oferta.

El presidente del equipo que ha ganado las últimas cinco ligas francesas, Jean Michel Aulas, continuará siendo el accionista mayoritario y un 31% del capital del club fluctuará en el mercado. 'La cotización en Bolsa no es un ticket de salida para los accionista actuales', declaró el presidente para tranquilizar a los socios. El valor del club es de unos 312 millones de euros, sólo lo supera el Arsenal en la lista de clubes que cotizan en el mercado.

La Bolsa es a los equipos europeos lo que las recalificaciones de terreno a los clubes españoles. Un mecanismo de financiación para afrontar el futuro. El Olympique -que alcanzó la temporada pasada un beneficio neto de 15,9 millones de euros- espera obtener con la operación, unos 100 millones que le permitirán levantar un proyecto bautizado con el fantasioso y, algo infantil, nombre de OL Land.

El nuevo país del Olympique sumará uno 20.000 metros cuadrados y albergará un nuevo estadio de fútbol de 60.000 localidades, hoteles, restaurantes y tiendas. El objetivo es diversificar el negocio y, así, disminuir el riesgo que supone dejar una empresa a los pies de once jóvenes atléticos que no siempre aciertan en su misión de meter más goles que el rival.

Por mucho que se diversifique, los ecos de los triunfos deportivos también llegan al parqué. Carlos del Campo, secretario general de la Liga Nacional de Fútbol, muestra reparos hacia el camino emprendido por el Lyon y habla del 'efecto lunes': 'La cotización de un club sube o baja dependiendo de si la pelotita entra el domingo'. dice.

En la liga española no hay ningún club que cotice a pesar de que desde 2002 lo pueden hacer. 'La gente compra acciones por amor a unos colores y no para invertir y los clubes están más preocupado de los éxitos deportivos que de la rentabilidad', explica Campos.

El índice de Bloomberg de clubes de fútbol europeos ha caído un 38% desde que se creó en el año 2001. Pero si algo une a la economía y el fútbol es la abundancia de tópicos. Y las estadísticas, ya se sabe, están para romperlas.

Madrid y Barça, o el miedo a convertirse en SAD

'Nos convertiremos en una sociedad anónima y el club dejará de ser de los socios'. Es el desastre que auguran todos los candidatos a las elecciones del Real Madrid y del FC Barcelona si no ganan ellos. Los dos clubes más laureados de España se resisten a convertirse en Sociedades Anónimas y, por ello, no pueden acudir al mercado bursátil. Deben buscar fuentes de financiación por otros caminos. El más habitual, el pelotazo urbanístico. El Madrid del presidente de ACS, Florentino Pérez, compró a galácticos con el dinero que sacó de la venta de las torres de la ciudad deportiva. Ahora, el presidente azulgrana, Joan Laporta, está decidido a levantar bloques de pisos en el Mini Estadi para afrontar la remodelación del Camp Nou.