Exigencia

Steve Jobs pide a las discográficas que eliminen los sistemas anticopia

Steve Jobs ha aumentado su presión sobre las discográficas. El fundador de Apple, dominadora del negocio musical en internet, pidió ayer a las grandes empresas de este sector que eliminen el software antipiratería o DRM.

En una carta abierta publicada en la web de Apple, Jobs plantea tres escenarios distintos: continuar con la situación actual, que Apple licencie su tecnología de DRM FairPlay a los actuales y futuros competidores con el fin de conseguir una interoperabilidad entre reproductores de diferentes compañías y tiendas de música online, o, finalmente, que haya una abolición de los sistemas DRM.

Jobs apuesta claramente por esta última opción, indicando que es la mejor alternativa para los consumidores. Para el directivo, si las grandes discográficas licenciaran su música a Apple sin la obligación de que estuviese protegida con DRM, 'podríamos cambiar y vender sólo música sin esta protección en la tienda iTunes'. Y añade que cada iPod podría reproducir estos títulos.

Jobs advierte que el DRM no ha funcionado y no ha podido frenar la piratería. 'Aunque las discográficas exigen que toda su música que se venda en internet esté protegida, estas mismas empresas siguen vendiendo millones de CD con música sin protección, con lo que todas las canciones procedentes de este soporte pueden ser fácilmente subidas a internet para poder ser descargadas de manera ilegal', dice el ejecutivo. El fundador de Apple asegura que en 2006 se vendieron 2.000 millones de canciones protegidas con DRM a través de internet, mientras a través de CD se vendieron 20.000 millones de canciones sin ningún tipo de protección.

Las palabras de Jobs han llegado en un momento de polémica, sobre todo porque varios países europeos han criticado que las canciones comercializadas por iTunes, la tienda de Apple, sólo pueden ser reproducidas por el iPod, el dispositivo de la firma de la manzana. El Consejo del Consumidor de Noruega, país que ha criticado los DRM, ha calificado de positiva la iniciativa de Apple, aunque ha advertido a esta empresa que no descargue toda la responsabilidad sobre las discográficas.

Microsoft rechaza la idea de Apple

Microsoft ha criticado la iniciativa. Jason Reindorp, responsable de marketing de Zune, el reproductor musical de Microsoft, ha calificado de irresponsable la idea de Jobs de vender música sin restricción.

En declaraciones a The New York Times, el directivo señala que es 'como si el estuviera en la cima de una montaña haciendo pronunciamientos, mientras que nosotros estamos trabajando en la tierra con el resto de la industria'.

Otros expertos creen que Jobs busca sacar partido de la ventaja de Apple sobre otras empresas en este área. A su vez, James McQuivey, analista de Forrester, dijo a Bloomberg que Jobs quiere que la marca de Apple se relacione con la defensa del consumidor.