Actualidad

"Gracias a todas las personas que se han sentido apenadas por la muerte de mi hermana pequeña"

La familia real despide a æpermil;rika Ortiz con una misa en Madrid.- La Reina, la única ausente porque aún no ha podido regresar de su viaje a Indonesia.

El Rey, los Príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina de Borbón han asistido a las dos de la tarde al acto religioso de despedida a æpermil;rika Ortiz Rocasolano, la hermana menor de doña Letizia, que falleció ayer en Madrid a los 31 años de edad. Tras una misa de media hora en la más estricta intimidad, los restos de Ortiz han sido incinerados. La familia se plantea llevar las cenizas a Asturias, según informa Mábel Galaz desde el tanatorio de La Paz, en la localidad madrileña de Alcobendas.

"Gracias a todas las personas que se han sentido apenadas por la muerte de mi hermana pequeña", ha dicho doña Letizia a la salida de la misa. Luego se le ha quebrado la voz y ha tenido que ser el Príncipe el que siguiera hablando: "Gracias a todos por la comprensión, sentimos el remojón que estáis sufriendo", ha dicho a los periodistas bajo la fina lluvia que caía.

Las ausentes, Doña Sofía y Telma Ortiz

El centro estaba tomado por las fuerzas de seguridad y asediado por los periodistas, que esperaban fuera del edificio. Y allí han seguido, puesto que todos los actos han sido a puerta cerrada. La Reina ha sido la única que no ha podido asistir, puesto que aún está regresando de Indonesia. Doña Sofía tuvo noticia del fallecimiento de Ortiz durante una visita oficial a centros de cooperación españoles en la isla de Sumatra; informada en todo momento de lo que ocurre en Madrid, se espera su llegada a la capital a medianoche.

La otra hermana Ortiz, Telma, que también estaba de viaje, no ha podido asistir al funeral. Según han contado algunos de sus amigos, se encontraba en Filipinas, donde trabaja con la Agencia Española de Cooperación Internacional; partió desde Manila a primera hora de hoy (hora local), muy afectada por la noticia, según ha informado la agencia de noticias Efe.

Preocupación por la salud de Doña Letizia

La Casa del Rey está muy preocupada por la salud de doña Letizia, que se encuentra embarazada de seis meses de su segunda hija. Este embarazo está siendo más complicado que el anterior, con persistentes nauseas. La princesa de Asturias ha llegado al tanatorio minutos antes de las dos de la tarde, en un coche conducido por su marido y en el que viajaba también su padre y el abuelo materno. Detrás aparcaba el vehículo del ex novio de Ortiz, Antonio Vigo, y una furgoneta con otros miembros de la familia de æpermil;rika.

Doña Letizia ha llegado blanca, desencajada, y se ha derrumbado, echándose a llorar, cuando abrazaba a las infantas. En todo momento la familia real ha querido proteger su intimidad de los fotógrafos usando sus paraguas como escudo. Durante el funeral se le ha dado un papel protagonista a Vigo, que ha llegado del brazo de su madre. Tras la misa, la familia de Ortiz se ha retirado con aspecto de haber sido noqueados por la tragedia; con ellos se ha ido el Rey, pero los Príncipes de Asturias se han quedado en el tanatorio un rato más.

Autopsia e hipótesis

æpermil;rika Ortiz Rocasolano, de 31 años, hermana menor de la princesa de Asturias, fue hallada muerta ayer en extrañas circunstancias en su domicilio del barrio de Valdebernardo (Madrid), el mismo piso en donde residió doña Letizia hasta su compromiso con el príncipe Felipe. La joven, que vivía con su hija de seis años, había pedido el viernes un permiso de dos días en el trabajo. æpermil;rika, en tratamiento con pastillas por estrés y ansiedad, estaba sola en casa. El cuerpo fue hallado en la cama del dormitorio después de las once de la mañana por su pareja sentimental. Fuentes de la investigación barajan la hipótesis del suicidio; esta mañana se le ha practicado la autopsia en el Instituto Anatómico Forense.

La joven estaba en tratamiento psiquiátrico por estrés y ansiedad, para lo que tenía prescritos ansiolíticos y otras medicinas. Algún bote de éstos fue hallado vacío en la casa. La Casa del Rey no ha informado de las causas de la muerte, como tampoco lo ha hecho la familia Ortiz Rocasolano. Esta última ha pedido "respeto y prudencia" en este asunto.