Legislación

PP y PSOE llegan a un acuerdo en las leyes de leyes Defensa de la Competencia y de OPAs

El Partido Popular ha decidido retirar las enmiendas a la totalidad de los proyectos de ley de Defensa de la Competencia y de OPAs, tras llegar a un acuerdo con el PSOE y el Gobierno sobre el contenido de ambos textos.

Así lo ha anunciado hoy, en rueda de prensa, el portavoz adjunto del Grupo Popular, Vicente Martínez Pujalte, quien señaló que con las negociaciones se ha logrado que la futura Ley de Defensa de la Competencia garantice la "unidad de mercado" y tenga "estabilidad y seguridad jurídica en el tiempo".

En cuanto a la Ley de OPAs, Pujalte ha señalado que habrá modificaciones para eliminar la "discrecionalidad" que según el PP supone obligar a lanzar la oferta de este tipo con un "precio equitativo", como reza el texto del proyecto. También se ha acordado modificar el "doble condicionamiento" que obliga a lanzar una OPA, de forma que no se base sólo en porcentajes de derechos de voto, sino también en el control de los Consejos de Administración.

El acuerdo alcanzado, dijo Martínez Pujalte, ha permitido introducir "modificaciones y salvaguardas" que el PP consideraba esenciales en lo que se refiere a las concentraciones de empresas, que, según subrayó, no deben ir en "detrimento de las garantías de los ciudadanos". El portavoz popular recordó que ya en 2002 los dos principales partidos lograron un acuerdo sobre la reforma que se hizo entonces sobre la normativa en Defensa de la Competencia, aunque en esta ocasión se ha tratado además de que la futura ley "no se modifique de una legislatura a otra".

"Defender la unidad de mercado"

El "principio básico" de esta norma será, dijo, el de "defender la unidad de mercado", lo que "posibilita el crecimiento económico y da estabilidad a los ciudadanos", un compromiso que "el Gobierno se ha comprometido a garantizar". Tras el acuerdo, la futura Comisión Nacional de Competencia (que integrará los actuales Tribunal y Servicio de Defensa de la Competencia) tendrá seis consejeros, en lugar de los cuatro que preveía el texto inicial del proyecto de ley, o de los ocho que proponía el PP.

Además, según Martínez Pujalte, se le dará "una vuelta" a la figura del Director de Investigación -responsable de la instrucción en cada caso, que ahora depende del Servicio de Defensa de la Competencia-, que según el PP "no puede asignar el Gobierno" aunque sí lo proponga. A este respecto, el portavoz del PP insistió en que el Gobierno tiene que "separarse" de las decisiones que tome el Tribunal de Defensa de la Competencia, que en el futuro será el Consejo de Defensa de la Competencia.

Finalmente, el PP ha conseguido el compromiso de que sea la futura Comisión la que tome las decisiones finales, y no las Comunidades Autónomas mediante transferencias de competencias en este ámbito. El pleno del Congreso acoge mañana el debate de totalidad del proyecto de ley de Defensa de la Competencia, en el que aún se mantiene la enmienda de rechazo al texto presentada por Convergencia i Unió. Fuentes de CiU han afirmado que, por el momento, este grupo mantiene su enmienda a la totalidad.