Inversiones

La industria de los fondos confía en recuperar terreno a los depósitos

Inverco reconoce que 2006 fue 'decepcionante' en suscripciones netas por la competencia de los depósitos y prevé para este año el regreso de la inversión a los fondos de renta fija una vez toque techo el alza de tipos.

La industria de fondos de inversión no está dispuesta a dejarse vencer por los depósitos. El ahorro a plazo, que ha ganado atractivo gracias a las sucesivas subidas de tipos de interés, provocó en 2006 la primera caída en aportaciones para los fondos de inversión desde 2001. El saldo entre suscripciones y reembolsos en fondos de inversión dejó el pasado año un balance negativo de 2.435 millones de euros, con grandes damnificados entre las familias más conservadoras, como los fondos de renta fija a corto plazo y los garantizados.

Los cantos de sirena de los depósitos, con ofertas que alcanzan el 4,5% TAE, han provocado una verdadera sangría en los fondos de inversión que se prolonga también en el primer mes del año. Enero ha sido el quinto mes consecutivo en que los reembolsos han superado a las suscripciones, con un balance negativo para el sector de 575,7 millones de euros, de los que 371,3 millones se han evaporado en los fondos de renta fija a corto plazo. En cinco meses han salido casi 9.000 millones del sector.

'Este año será menos competitivo en la dualidad entre fondos y depósitos. La batalla la ganarán los fondos', señaló ayer en rueda de prensa Mariano Rabadán, presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Planes de pensiones (Inverco). El plan es que los fondos eleven su patrimonio este año en 20.300 millones de euros, con un alza del 8,3% interanual, gracias a aportaciones netas de 7.500 millones de euros y a la apreciación de los activos por otros 12.800 millones.

Rabadán reconoce que las entidades financieras están siendo 'muy competitivas' en las ofertas de depósitos y confía en que dejarán decidir libremente a sus clientes entre depósitos y fondos, pese a la presión que soportan sus balances para sostener la fuerte actividad crediticia y más allá de que sólo las redes de oficinas de Santander y BBVA concentran el 40% del patrimonio en fondos. 'Hay cabida para los dos productos', asegura Inés Serrano.

El presidente de Inverco prevé que los fondos seguirán contando a su favor con el alza de los mercados de renta variable, que 'no están sobrevalorados', si bien la subida para la Bolsa española será menor que en 2006. Los tipos subirán en la zona euro del 3,5% actual al 4% y 'ahí terminará la fase alcista, lo que será satisfactorio para la rentabilidad real de la renta fija', en opinión de Rabadán. 'Lo nuestro no admite marketing artificial', criticó el presidente de Inverco, en alusión a las agresivas campañas de captación de depósitos que mantiene la banca en la actualidad. Recordó además que, a diferencia de la remuneración del depósito, la rentabilidad de un fondo no se puede conocer hasta su vencimiento.

'La revalorización media será cercana a la de 2006 (del 4,97%)', aunque con menos diferencias entre renta fija y Bolsa, prevé Inés Serrano, presidenta de la Agrupación de Instituciones de Inversión Colectiva y consejera delegada de Santander Asset Management. Serrano prevé que la rentabilidad de los fondos de renta fija a corto plazo será en 2007 el 3%, la renta variable rentará el 12% y los garantizados de Bolsa, el 4,5%.

'Hedge funds' de estreno, Fiamm en declive

La regulación de los hedge funds fue la gran novedad del pasado año. Los cambios normativos que permitirán su comercialización activa quedarán listos en abril, según prevé Inverco.

Los fondos de renta fija, los monetarios y los garantizados de renta variable sufrieron una salida neta de 11.359 millones de euros en 2006 por la competencia de los depósitos.

Pese al alza del 31,8% del Ibex 35 en 2006, los fondos de Bolsa nacional perdieron 1.500 millones de euros en términos netos.

A la espera del tipo único también para las pensiones

Inverco ha encajado la evidencia de que la nueva fiscalidad de los fondos de pensiones que entró en vigor este año no ha pasado factura en la captación de patrimonio de 2006, a pesar de la inquietud que los cambios fiscales siembran en este producto. Sin embargo, la patronal de los fondos mantiene su crítica al tratamiento fiscal en el momento del rescate del plan de pensiones. Inverco reivindica que sólo tributen como rendimientos del trabajo las aportaciones realizadas y que se aplique a los rendimientos el tipo único del 18%. Y confía en una próxima reforma fiscal que diferencie aportaciones de rendimientos. 'Esto llegará' auguraba ayer Mariano Rabadán. El nuevo IRPF ha suprimido la reducción del 40% en los rescates de planes de pensiones en forma de capital, de modo que todo el plan (aportaciones más rentabilidad conseguida) se integra como rendimiento del trabajo y tributa al tipo marginal del jubilado. 'Las pensiones han mantenido en 2006 su cuota en la distribución del ahorro y las aportaciones han seguido estables por cuarto año consecutivo', apuntó ayer Antonio Trueba, vicepresidente de Inverco. La previsión para 2007 es de un alza patrimonial del 9,8%, por 8.000 millones de euros, de los que la mitad procederá de aportaciones netas.