'Telecos'

La Audiencia anula la mayor multa impuesta a Telefónica

Buenas noticias para Telefónica. La Audiencia Nacional acaba de anular la mayor multa impuesta nunca a una empresas y que recayó sobre operadora española. Se trata de 57 millones de euros, a los que le condenó el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) en abril de 2004 y que ahora quedan sin efecto, según fuentes próximas al caso.

El alto tribunal ha aplicado en este fallo una doctrina rigurosa, por la que hay que probar comportamiento desleal y un daño de envergadura al interés público para sancionar. Después de estudiar el caso, la Audiencia Nacional ha considerado que el perjuicio a la competencia no es lo suficientemente elevado, así que no ha seguido analizando el fondo del asunto, y ha estimado el recurso presentado por Telefónica.

Está por ver si la parte perdedora presenta recurso de casación, pero hasta entonces la operadora se libra de una sanción impuesta hace casi tres años por 'afectar gravemente al proceso liberalizador' con determinados comportamientos en materia de preselección, según la sentencia del Tribunal de Defensa de la Competencia. Fue la asociación que agrupa a la mayoría de las rivales de Telefónica, Astel, la que interpuso la demanda en 2002, con la acusación de que el ex monopolio estaba abusando de su posición de dominio y, con ello, estaba perjudicando la competencia.

TELEFÓNICA 6,01 -1,70%

Y lo estaba haciendo, según Astel, a través de la preselección, una modalidad que se puso en marcha poco antes de la denuncia y que permite a un operador cursar todo el tráfico de un cliente por su red sin que éste tenga necesidad de marcar prefijo. Telefónica, según los demandantes, no sólo retrasó la puesta en práctica de esta facilidad y puso trabas a los operadores para utilizarla, sino que lanzó al mercado mensajes desleales hacia los rivales, siempre según la acusación.

El TDC consideró culpable a Telefónica y le impuso la mayor multa de la historia de esta institución.