Retraso

Unicaja aplaza la renovación del consejo hasta lograr el consenso

El consejo de administración de Unicaja pospuso ayer la toma de posesión de los nuevos vocales hasta lograr un acuerdo con el Partido Popular (PP) que recomponga el consenso en la entidad. El presidente de la caja, Braulio Medel, advirtió al PP que la vicepresidencia ejecutiva no es cuota de ningún partido.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, y el PSOE buscan desde ayer una solución que permita al PP recuperar el peso que ostentaba en la caja de ahorros antes de la celebración de última asamblea, en la que tuvo lugar la renovación parcial de sus miembros. En esta reunión, el partido liderado en Andalucía por Javier Arenas perdió uno de sus vocales en favor de los socialistas.

Fuentes del PSOE señalan que Medel se comprometió ayer durante el consejo de administración a trabajar por recuperar el espíritu de consenso que ha reinado en la caja durante los últimos años, aunque advirtió que 'la vicepresidencia ejecutiva no es cuota de nadie, sino una decisión que tendrá que pactar el consejo'.

Hasta ahora, los populares daban por hecho que este cargo lo ocuparía su candidato, el diputado nacional Manuel Atencia, pero con poderes limitados.

El PP no se resiste a este posible recorte de status quo, por lo que ha impugnado la última asamblea y ha solicitado a la consejería de Economía y Hacienda que suspenda el resultado de la misma.

Mientras llega el acuerdo, el consejo nombró ayer de forma provisional a Pedro Fernández Céspedes como nuevo vicepresidente de la caja.

El PP se abstuvo ayer en todos los puntos del orden del día para impedir los nombramientos en el consejo con el argumento de que ha pedido la impugnación de la asamblea.

El origen de la crisis se produjo cuando el Partido Popular intentó situar como vicepresidente de la caja de ahorros a Manuel Atencia, hombre de confianza de Javier Arenas.

En el escrito remitido a la Junta de Andalucía, así como en otro destinado a la comisión de control de la propia Unicaja, los populares alegan que Medel no tenía derecho a votar en la asamblea extraordinaria por no estar afectado por el proceso de renovación de cargos en la entidad, así como por no figurar en el censo que recogía los nombres de los electores y elegibles.

Los populares piden mantener su statu quo

El Partido Popular se mostró ayer satisfecho con los resultados del consejo de Unicaja, aunque mantiene la impugnación de la asamblea por presuntas irregularidades. Los populares dudan de la legalidad del voto de Braulio Medel en la asamblea, un pronunciamiento que impidió a este partido mantener sus dos miembros en el consejo. PSOE y PP empataron en votos en la asamblea, tras incluir el voto del propio presidente de la entidad. Como consecuencia, el vocal en liza recayó en el miembro de mayor edad, en este caso un socialista.

José Loaiza, consejero en la caja del PP, valoró positivamente que se pospongan los nombramientos en favor del consenso, aunque advirtió que su partido sólo aceptara un acuerdo que suponga el restablecimiento de su cuota de poder en la caja.