Caída

La ley y los impuestos recortan las ventas de tabaco un 2,8%

2006 se ha saldado con una caída de las ventas de cigarrillos del 2,8%, en el que fue el primer año de la nueva ley del tabaco. Por marcas, el liderazgo lo volvió a ocupar Marlboro, que controla el 16,7% del mercado, por delante de Fortuna, que alcanza el 11,5%.

Ya sea por la entrada en vigor de la ley del tabaco o por los incrementos impositivos y las subidas de precios, 2006 se ha cerrado con una caída del consumo de cigarrillos del 2,8%. Según los datos publicados ayer por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, en el pasado año se vendieron más de 4.504,87 millones de cajetillas de 20 unidades, frente a los 4.634,97 millones que llegaron al mercado un año antes.

En valor, el descenso fue muy inferior (un 0,8%), desde los 10.243,64 millones de euros que supusieron los cigarrillos vendidos en 2005 hasta los 10.153,78 millones que se han alcanzado en 2006.

Por marcas, la cajetilla más vendida vuelve a ser Marlboro, que copa el 16,78% del mercado, ligeramente por encima del 16,75% que alcanzaba un año antes. Por detrás de la enseña estadounidense se sitúa Fortuna, con el 11,42%, lo que representa una caída de más de tres puntos respecto al 14,58% que tenía en 2005. Con sus tres principales marcas (Marlboro, Chesterfield y L&M) Philip Morris copa el 30,6% del mercado. En cuanto a la hispano-francesa Altadis, controla el 25,5% con Fortuna, Ducados Negro y Ducados Rubio. Ambas compañías alcanzaban hace un año el 32,7% y el 27,3%, respectivamente. Por su parte, Japan Tobacco controla el 12,3% del mercado, gracias a Winston y Camel, que hace un año alcanzaban el 8,3%.

Dentro del segmento de las cajetillas baratas (que a finales de 2006 elevaron sus precios hasta los 2,20 euros), la británica John Player Special (JPS) tiene una cuota del 3,9%, frente al 2,3% de 2005. Su compatriota Pall Mall, de British American Tobacco (BAT), alcanza el 3,5% del mercado, cuando en 2005 tan sólo alcanzaba el 0,39%.

El mes que concentró mayores ventas fue agosto. Gracias al turismo, llegaron al mercado más de 428 millones de cajetillas, mientras que enero fue el mes con menores ventas, con 305 millones de unidades. En diciembre, el consumo registró un descenso del 2,5% respecto al mes anterior.

Por Comunidades Autónomas, la que concentra mayores ventas es Cataluña donde se vendieron más de 858 millones de cajetillas. Por detrás se situaron Andalucía con 822 millones, la Comunidad Valenciana con 565 millones y Madrid con 532. En el lado opuesto está La Rioja, que a lo largo del año acumuló unas ventas de 27,4 millones de cajetillas.

Los cigarros, el tabaco en pipa y para liar también decrecen

Los cigarrillos no son los únicos que han cerrado el año a la baja. Las demás modalidades de tabaco también registraron números negativos, encabezados por los cigarros cuyas ventas decrecieron un 7,4%, desde 1.118,9 millones de unidades hasta 1.035,4 millones. En valor, el descenso fue muy similar, el 7,5%. Si en 2005 las ventas de cigarros alcanzaron los 457,2 millones de euros, en 2006 descendieron hasta los 422,7 millones de euros. Las marcas de cigarros más vendidas son Farias, con una cuota del 19,1%, Calypso con el 15,2% y Montecristo con el 10,7%. En cuanto al tabaco para pipa, el descenso de las ventas fue del 6,1% y en el tabaco para liar del 4,9%.