Política & Gente

Hollywood prepara fiestas y cenas para recaudar fondos para los demócratas

La industria de Hollywood ha comenzado a rascarse los bolsillos en apoyo a las campañas de los senadores demócratas Barack Obama e Hillary Rodham Clinton que aspiran a la Casa Blanca en 2008. La diva de la pantalla Elizabeth Taylor ha confirmado su donación de 100.000 dólares para la campaña de la senadora de Nueva York en sus aspiraciones presidenciales. "Me gusta como piensa", ha señalado Taylor, mediante un comunicado en referencia a la donación.

En el caso de Obama, tres de los pesos pesados de esta industria, los fundadores de los estudios DreamWorks, Steven Spielberg, David Geffen y Jeffrey Katzenberg, han organizado una recepción en su honor para el 20 de febrero. Las invitaciones convocan a unas 700 personas a participar en el acto a un precio de 2.300 dólares por cabeza, fondos que irán a parar al comité exploratorio del senador de Illinois.

El acto que se celebrará en el Hotel Beverly Hilton, sede de galas como la entrega de los Globos de Oro, vendrá seguido de una cena en la casa de Geffen para aquellos dispuestos aportar un total de 46.000 dólares para la campaña de Obama.

La senadora Hillary Rodham Clinton también ha incluido Los Ángeles en su agenda para recaudar fondos. Además de un par de encuentros privados en Hollywood previstos para el 11 y el 22 de febrero, la senadora por Nueva York será el centro de una recepción el próximo 23 de marzo en un hotel de Beverly Hills. Los tres actos quieren contribuir a las arcas de Clinton en su campaña exploratoria como aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia estadounidense.

Sus dos encuentros privados serán en las casas del banquero Sim Farar, especializado en inversiones, y del multimillonario mediático Haim Saban, y en ambos el compromiso es el de recaudar 25.000 dólares en contribuciones para la senadora. Farar ha confirmado a la revista Variety que la contribución de Taylor fue la primera que recibió.

Ninguno de estos actos significa el apoyo exclusivo de sus organizadores. Katzenberg ha expresado su apoyo por Obama pero también contribuyó a la campaña de Clinton al Senado. En el caso de Spielberg, son conocidos sus lazos de amistad con la familia Clinton y con el también demócrata John Edwards.