Empleo

El paro baja hasta el 8,3% en 2006, la mejor tasa desde 1979

El desempleo bajó en 30.600 personas en 2006, lo que situó el número total de parados en 1.810.000 y la tasa de paro en el 8,3% de la población activa, la más baja de cierre de ejercicio desde 1979, según la EPA del cuarto trimestre que difundió hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en 2006 se crearon 687.600 puestos de trabajo, con lo que el total de ocupados era al terminar el año de 20.001.800 personas (el 3,56% más que un año antes), lo que supone la mejor cifra de la serie histórica, ya que por primera vez se superan los 20 millones de ocupados. Por otro lado, la población activa se situó al final de 2006 en 21.812.400 personas (el 58,58% de la población española), 151.700 más que las contabilizadas en el tercer trimestre y 656.900 más que un año antes (el 3,11% más).

Según el INE, la tasa de actividad de la población española ha mejorado casi tres décimas respecto a 2005, hasta situarse en el 56,41%, mientras que la tasa de actividad entre los extranjeros residentes en España alcanza el 77,64%. La diferencia de más de 21 puntos que hay entre la tasa de actividad de los españoles y la de los extranjeros, se explica por la estructura de la población (entre los inmigrantes hay más personas en edad de trabajar).

Fuentes del Gobierno destacaron que se hayan superado los 20 millones de ocupados y señalaron que la caída del paro y la fuerte creación de empleo "vienen a confirmar el dinamismo del mercado de trabajo".

La tasa de temporalidad se sitúa en el 33,82%

El número de asalariados subió en 624.500 personas en 2006 y en 100.300 en el cuarto trimestre, hasta dejar un total de 16.466.200 trabajadores, de los que 10.897.400 tenían contrato indefinido (406.100 más que un año antes, el 3,87% más) y 5.568.700 contrato temporal, esto es, 218.400 más que en 2005 (el 4,08% de incremento). Así, entre 2005 y 2006, la tasa de temporalidad aumentó cinco centésimas y se situó en el 33,82% de los asalariados.

Por sexos, el desempleo masculino subió en 3.500 personas en el cuarto trimestre pero se redujo en 57.400 hombres respecto a 2005 (el 6,99%) hasta dejar 763.800 parados, el 6,06% de la población activa. Entre las mujeres, el paro aumentó en 42.100 personas entre octubre y diciembre y en 26.800 en el conjunto del año (el 2,63%), hasta dejar 1.046.900 desempleadas, el 11,36% de la población activa. Pese a este mayor porcentaje de desempleo femenino, la creación de puestos de trabajo fue mayor entre las mujeres que entre los hombres.

La agricultura es el sector que más sufre el desempleo

Además, en el cuarto trimestre se creó empleo en todos los sectores, especialmente en la construcción (33.100), los servicios (32.600) y la industria (31.700), mientras que en la agricultura hubo 8.800 más puestos de trabajo. En el conjunto del año, sólo se destruyó empleo en la agricultura (84.900 empleos menos), mientras que se crearon 540.900 puestos de trabajo en los servicios, 200.300 empleos en la construcción, y 31.300 en la industria.

En lo que respecta a los datos por hogares, al finalizar el pasado ejercicio, había en España 394.900 familias en las que todos sus miembros estaban en paro; 10.459.700 hogares en los que todos estaban ocupados, y 12.087.700 millones con, al menos, un activo.

Por comunidades, el paro descendió en diez comunidades autónomas en 2006, especialmente en Andalucía (46.800 menos), Galicia (11.800), Castilla y León (10.700) y Castilla La-Mancha (9.500).