_
_
_
_
Chips

Sun elige a Intel, que gana otro pulso a AMD

Ambas compañías reavivan la guerra de precios en el sector

La guerra que vive el sector de los semiconductores ha vivido en las últimas horas un nuevo capítulo. Los máximos responsables de Sun Microsystems anunciaron ayer que la compañía empleará para sus servidores los chips de la clase Xeon que fabrica Intel a partir de este mismo semestre. Además, la firma de software se ha comprometido a desarrollar una familia completa de servidores y estaciones de trabajo para entornos corporativos y de telecomunicaciones basados en el procesador de Intel.

A su vez, y merced al acuerdo, el fabricante de chips apoyará de manera expresa a Solaris como sistema operativo bajo el entorno Unix (contribuirá al desarrollo de los productos de OpenSolaris y Open Java). Intel también respaldará las tecnologías Java y Netbeans, impulsadas por Sun.

El anuncio, realizado en San Francisco de manera conjunta por los consejeros delegados de Sun e Intel, Jonathan Schwartz y Paul Otellini, respectivamente, supone un fuerte varapalo para AMD, cuyos chips del tipo Opteron han sido utilizados casi en forma exclusiva por parte de la firma de software desde el año 2003.

Algunos expertos han empezado a realizar sus cuentas. Sumit Dhanda, analista de Banc of America Securities, señaló que, con el acuerdo, Intel podría robar unos ingresos anuales a AMD de entre 25 y 50 millones de dólares, y un beneficio neto de dos centavos de dólar por acción. De ser así, perdería algo más de un 2% de sus ganancias. De hecho, el conjunto de los analistas prevé un beneficio por acción de AMD en 2006 de 91 centavos.

En este sentido, diversos medios especializados de EE UU, consideran que la alianza con Sun Microsystems supone la mayor victoria de Paul Otellini desde junio de 2005 cuando Apple anunció que utilizaría los procesadores de Intel para los ordenadores Mac. Claro que, también la empresa que dirige Otellini ha tenido contratiempos. A mediados de 2006, Intel vio como Dell Computer, uno de sus históricos clientes, optaba por introducir en sus ordenadores personales los chips de AMD. Y en el sector tecnológico no se descarta que esta última responda en los próximos días al reto de Intel.

Lo cierto es que la guerra de precios que mantienen Intel y AMD ya han afectado a sus respectivas cuentas. La primera reconoció que sus ingresos se redujeron un 5% en el cuarto trimestre. AMD, que hoy presentará sus cuentas al cierre de Wall Street, anunció que sus ingresos entre octubre y diciembre aumentarían un 3%, por debajo de las estimaciones de los analistas.

Y la situación puede mantenerse. Los analistas de Morgan Stanley y Citigroup esperan nuevas rebajas de precios en los próximos meses (ver Cinco Días del 19 de enero). También Eric Ross, analista de ThinkEquity, advirtió que espera un escenario de agresivas rebajas de precios durante el primer semestre de 2007.

Pero esta estrategia ha recibido ya algunas críticas. Larry Dignan, uno de los gurús del sector tecnológico estadounidense, comentó en su blog que la actúa guerra de precios entre Intel y AMD no tiene ningún sentido, y señaló que el sector de los procesadores es lo suficientemente grande para que ambas obtengan beneficios.

En cualquier caso, los mercados financieros están muy pendientes de la evolución de ambas empresas. Ayer, las acciones de AMD se dejaron un 1,13% mientras que los títulos de Intel cedieron un 0,14%.

El camino hacia la rentabilidad de Sun

El nombramiento de Jonathan Schwartz como consejero delegado de Sun Microsystems en sustitución del histórico Scott McNealy (que permanece como presidente del consejo) a finales de abril de 2006, parece que empieza a dar frutos. Tras algunas semanas de dudas después del cambio en la cúpula, las acciones de la empresa experimentaron un drástico cambio de tendencia. En el último semestre, los títulos de Sun se han revalorizado más de un 46%.Los inversores parecen haber premiado la nueva estrategia de la empresa, que ha sufrido pérdidas en 16 de los 21 últimos trimestres, basada en el lanzamiento de productos como las nuevas versiones de Java y las soluciones para servicios de web 2.0, el fortalecimiento de las áreas de servidores, en la búsqueda de clientes (ha firmado alianzas con operadoras como Telefónica, Chunghwa Telecom o Swisscom), y en la captación de nuevos proveedores. Una prueba de esta última tendencia es el acuerdo firmado ayer con Intel.La próxima prueba de fuego de Sun Microsystems va a producirse en las próximas horas con la presentación de las cuentas de su segundo trimestre fiscal. En el primero, elevó sus ingresos un 17% hasta 3.189 millones de dólares, y redujo sus pérdidas casi un 50% hasta los 56 millones. No obstante, algunos analistas no las tienen todas consigo. La pasada semana, Rebecca Runkle, analista de tecnología de Morgan Stanley, rebajó su recomendación sobre Sun desde 'sobreponderar' a 'mantener', advirtiendo sobre una posible decepción.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_